*Morena, dirigencia para rato

Alberto Witvrun.-Ante el silencio de la dirigencia nacional ocupada en destruir las ventajas que tiene Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en la mayoría de los 15 estados donde se renovarán poderes con candidatos de todos los orígenes, menos de la 4T, la dirigencia estatal electa en Nopala de Villagrán empieza a encarrilarse y todo indica que permanecerá en el cargo hasta octubre en que se elijan a los comités estatales de todo el país.

Porque así lo instruyó el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), luego Sandra Ordoñez Pérez, que fuera candidata a diputada local y fundadora de Morena desde que era asociación civil junto con Sergio García Cornejo como secretario general y en Organización Alejandrina Franco, quien por cierto convalece de Covid-19, conducirán las campañas de los candidatos a diputados federales y locales, consolidando aunque digan que no hay grupos, a la expresión que encabeza Andrés Caballero Zerón.

Mientras Francisco Patiño Cardona, prepara su centésima conferencia de prensa, instrumento que aprendió a utilizar cuando defendió a capa y espada el proyecto aeroportuario del gobernador Manuel Ángel Núñez Soto, para descalificarla, parece fracasar la impugnación de Javier Baños Morales ante los tribunales, alentada acusan sus detractores por el ex candidato a presidente municipal Pablo Vargas González.

Lo cierto es que legal o legaloide la elección de presidenta y secretarios General y de Organización en Morena Hidalgo, frenó la intentona del Clan Universitario de imponer a un o una incondicional de Gerardo S.C. para apoderarse de la dirigencia como lo quiso hacerlo en Acción Nacional (PAN) y como lo consiguió en Movimiento Ciudadano (MC) franquicia de la que seguro está arrepentido de haber menospreciado, porque el gobierno morenista lo tiene en la cárcel.

Y sin estridencias Andrés Caballero Zerón, presidente fundador y presidente del Consejo Político, muestra más oficio que otros y así como llevó a Martín Sandoval a formar parte del Consejo Nacional, después de haber perdido por un voto la dirigencia con Abraham Mendoza Zenteno, hoy tiene la dirigencia estatal y la posibilidad de consolidar a esta ala de fundadores.