*Cipriano, ahora resulta

Alberto Witvrun.-En Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) están arrepentidos de abrir las puertas para que ingresarán toda clase de personajes un ejemplo claro es Cipriano Charrez Pedraza que hoy dio muestra de la carencia de valores y principios, políticos y humanos al querer victimizarse para eludir una responsabilidad legal, queriendo presionar a las autoridades judiciales para librar la acusación en su contra por el homicidio culposo del joven Iván Fuentes Martínez.

Ahora resulta que el gobernador y el secretario de Gobierno lo persiguen políticamente;  se le olvida que sus compañeros de Morena, lo expulsaron de la fracción parlamentaria y que  votaron a favor de su desafuero para que enfrente el proceso penal, porque el 6 de octubre de 2018 en la camioneta Raptor solo iba él y asegura que su chofer, quien parece ya se arrepintió de aceptar que iba manejando.

Y nadie lo persiguió ni cuando huyó de la escena del accidente, cuando estaba envuelto en llamas el auto que conducía Fuentes Martínez, como se aprecia en el video que captaron las cámaras de una tienda de conveniencia; entonces lo único que puede exigir es un juicio justo conforme a Derecho donde el Ministerio Público aporte pruebas y su defensa haga lo propio y el juez o jueza dicte una sentencia.

Acarrear seguidores, para que digan es una cacería de brujas, no influirá en la jueza de control, porque la mayoría de ixmiquilpenses, están arrepentidos de votar por  quienes solo contribuyen a la inestabilidad social y política del Valle del Mezquital, que por la inseguridad ve disminuir el turismo que junto a las remesas de Estados Unidos son los soportes de la economía regional.

De ser encontrado culpable, Cipriano Charrez, terminará en la cárcel y queda en estos trece meses el antecedente de haber querido culpar a su chofer y de intentar comprar la voluntad de los padres del fallecido para obtener el perdón legal, por lo pronto las autoridades judiciales cuidan no incurrir fallas en el debido proceso, que es por lo que cruza los dedos el acorralado ex diputado.

Un efecto colateral de este proceso, es quien se queda con su capital político, porque sería torpe no reconocer que logró una importante base a partir de fracturas en el Revolucionario Institucional (PRI) que le permitió ser presidente municipal, diputado local y diputado federal, por lo pronto de no regresar a la curul, esta será ocupada por su suplente Gustavo Callejas que obedece a los intereses de sus enemigos al interior de Morena.

Compartir