*¿Que pasó el domingo?

Alberto Witvrun.-Los neo mistificadores afirman que fue un ejercicio democrático donde los que así lo
decidieron fueron a afiliarse y otros con plena conciencia emitieron su voto a favor de
quienes consideraron los mejores para representarlos en el Congreso Nacional del nuevo
hegemónico partido político que como el desprestigiado Revolucionario Institucional (PRI)
es capaz de concentrar a representantes de todos los sectores.
Pero la realidad marca que son ilaciones alucinantes porque el ejercicio del domingo fue
una fehaciente muestra de que la cultura del fraude y del agandalle esta más viva que
nunca y fortalecida en Morena donde se dio una simbiosis de practicantes de la
AntroPRIfagia y las tribus solaztequistas para que el resultado sea el triunfo de los grupos
cupulares por sobre la auténtica militancia.
Llama la atención que en Pachuca el primer lugar con todo y movilización de académicos,
trabajadores y alumnos de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) entre
Humberto Veras Godoy y Raymundo Lazcano Mejía hayan sumado apenas mil 868 votos,
que si bien fueron suficientes para ser electos consejeros habla de que ha bajado la
capacidad de movilización de la cabila de Gerardo Sosa Castelán.
Y mientras los clanes sacan raja del modelo desorganizado de la jornada electoral,
militantes activos se sumen en la depresión política porque se percataron que de nada
sirve el compromiso con la Cuarta Transformación porque víctimas del corporativismo no
alcanzaron un lugar y, no son pocos los que se encuentran en esa condición, habrá que
preguntar la opinión de Pablo Vargas González o de Francisco Patiño Cardona.
Lamentable que la militancia no tenga la capacidad de movilidad para contrarrestar las
prácticas antidemocráticas de los clanes que ejercen métodos corporativos, que generan
en ellos decepción lo mismo en quienes tuvieron su primera experiencia en estas lides y se
encuentran desencantados por la forma en que se desarrolló el proceso.
Así el joven empresario Marco Saldaña Samperio, al externar su opinión consideró que
“tiene todos los síntomas de fraude” en alusión al evidente acarreo que se sucedió en la
explanada de Plaza Juárez y el pronosticó de muchos militantes es que la base militante
solo es parte de la escenografía montada para quienes tienen “lana y estructura” pero
representan intereses ajenos a la verdadera Cuarta Transformación.