*Olivares, ¿carta bajo la manga?

Alberto Witvrun.- La efervescencia política no disminuye en Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y mientras se menciona que la lista de aspirantes al Senado de la República de la primera fórmula integrada por Navor Rojas Mancera, Cuauhtémoc Ochoa Fernández y Abraham Mendoza Zenteno y que el secretario mejor posicionado del gabinete Natividad Castrejón Valdez no contenderá por ninguna candidatura al Congreso de la Unión, en voz baja se conoce que hay una cuarta opción e incluso una quinta.

Las posibilidades a Rojas Mancera son por el trabajo en el Senado desde que ocupó la curul que dejó Julio Menchaca Salazar para conseguir la gubernatura, hasta ocupar la secretaria de la actual directiva y es bien ubicado por la precandidata presidencial Claudia Sheinbaum Pardo de quien fue compañero en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Las posibilidades de Ochoa Fernández están sustentadas en su segundo lugar por la candidatura al gobierno y que levantó la mano del gobernador, que ha mantenido su presencia y fue coordinador territorial del ex secretario de Gobernación Adán Augusto López Hernández, además de pasarse a tiempo del Partido Verde (PVEM) a Morena. Mendoza Zenteno quien desde 2018 es delegado de Bienestar, esta por eso en la lista y aunque asegura tener otros datos, su posicionamiento es del 18 por ciento y depende de que el presidente se acuerde de cuando militaron en el Sol Azteca y del impulso que le pueda dar la secretaria general Citlali Hernández Mora.

Lo que pocos saben es que en la lista de aspirantes al Senado aparece Guillermo Olivares Reyna secretario de Gobierno y hombre de toda la confianza del gobernador, carta bajo la manga si se congestiona la decisión sobre quien habrá de competir por las curules del edificio de Reforma en la Ciudad de México, ah y hay otro funcionario más inscrito.