*Ixmiquilpan, foco rojo.

Alberto Witvrun.-Ante la creciente ola de violencia que se intensificó en la actual administración municipal y suma una quincena de homicidios dolosos la Guardia Nacional reapareció en Ixmiquilpan, su bienvenida se la dieron con otro asesinato que fue acompañado por un nuevo mensaje que establece claramente que este municipio centro neurálgico del Valle del Mezquital es un foco rojo para la seguridad pública de Hidalgo.

Aquí no hay coordinación de las fuerzas de seguridad, tanto que el secretario estatal Mauricio Delmar Saavedra no fue enterado por la presidenta municipal Araceli Beltrán Contreras que la Guardia Nacional regresaría a patrullar calles y caminos de esta municipalidad que suma en su gobierno cinco secretarios de Seguridad Pública que no le han encontrado la cuadratura al problema debido a los intereses que rodean a este problema convertido en su Talón de Aquiles.

Desfilaron por la dependencia municipal Francisco Sánchez del Real, que fue vetado por Delmar Saavedra, Aaron Charrez, sobrino de los hermanos Charrez Pedraza, que generó una protesta de policías para sacarlo, le siguió Mario Bautista que fungió como jefe de seguridad de Vicente Charrez en su campaña, luego todo pareció resolverse al nombrarse bajo el Mando Coordinado Romeo Robles que tuvo diferencias con los hermanos Charrez Pedraza y renunció luego de recibir amenazas.

Ahora está a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública de Ixmiquilpan Romeo Robles que tiene carrera policiaca pero su experiencia es menor, se le considera de bajo perfil, ya que sus cargos anteriores fueron de segundo de abordo en las corporaciones de Huichapan y El Cardonal, por lo que no ha podido hacer frente al reto de garantizar la seguridad en este municipio, donde todo tipo de delincuencia está actuando descarada e impunemente ante la impotencia ciudadana, por lo que su nombramiento la consideran una mala broma de Mauricio Delmar.

La inseguridad ubica con focos rojos a Ixmiquilpan y en general al Valle del Mezquital, donde sus gobiernos municipales no han logrado una estrategia conjunta a través del Mando Coordinado y, es un secreto voces bajas que los ixmiquilpenses culpan de este fenómeno de inseguridad a los hermanos Charrez Pedraza, además ven como las actividades delictivas crecen y se diversifican, ante la incompetencia e inseguridad. La llegada de la Guardia Nacional, como lo ha sido desde agosto de 2019, solo un paliativo porque la política de evadir la confrontación con la delincuencia dictada desde Palacio Nacional, no inhibe las actividades ilícitas por el contrario las alientan, menos con la falta de coordinación con la corporación estatal, de políticas y estrategias que regresen la seguridad al Valle del Mezquital.