*El músculo ¿de qué sirve?

A 38 años del homicidio de Manuel Buendía, a la memoria de todos los compañeros asesinados y a 12 años de una Ley sin reglamentar en Hidalgo.

Alberto Witvrun.-Los principales competidores por la gubernatura de Hidalgo aplicaron el tradicional ejercicio de mostrar músculo en sus cierres de campaña y presumieron en sus comunicados de prensa y redes sociales las concentraciones en Pachuca, Ixmiquilpan y Huejutla de este fin de semana, pero hace ya muchas elecciones que llenar plazas públicas, estadios deportivos o plazas de toros, no representa necesariamente el triunfo.

Buscan confirmar o cambiar la percepción del electorado, pero solo algo espectacular cambia las tendencias electorales en los últimos días, porque lo que cuenta es el trabajo de tierra, los acuerdos o amarres políticos, la propaganda y la estrategia de comunicación que hayan emprendido antes y durante el proceso los equipos de todos los candidatos.

En los días lo que cuenta es la movilización de estructuras de los partidos ahí se pone a prueba la capacidad de incentivar legal y hasta ilegalmente el voto a favor de sus candidatos, en suma, aplicas el refrán popular de “Quién tenga más saliva que coma más pinole” y es donde se prueba capacidad y experiencia en esos menesteres, que finalmente se refleja en las urnas.

En las estrategias en medios de comunicación, quienes no la tuvieron fueron José Luis Lima y Francisco Xavier Berganza, que no supieron diferenciar lo propagandístico de lo periodístico; quien mostró mayor profesionalismo fue el equipo de Juntos Haremos Historia, mientras el área responsable de Va por Hidalgo, mostró inexperiencia e incluso propicio distanciamiento.

La mayoría de los medios mostraron profesionalismo al dedicar espacios similares a los principales competidores, lo que es de destacarse; por otro será interesante el análisis posterior de hasta donde surtieron efecto los mensajes por redes sociales a quienes dedicaron especial atención, de inició hay quien asegura que estos no tuvieron mayor repercusión, porque la mayoría de internautas rechazan los mensajes políticos.

Quien tiene la última palabra que es electorado, el trabajo de partidos y candidatos ya está hecho, esperemos que los ciudadanos respondan en cantidad suficiente para derrotar la abstención y que los conflictos post electorales de haberlos se resuelvan por la vía legal; la guerra sucia fue nutrida, ojala no inhiba la participación y que prevalezca madurez política y civilidad paraque no hay incidentes y se respete el próximo domingo la voluntad del electorado.