*Asael, otra vez Asael

Alberto Witvrun.-Asael Hernández Cerón mantiene su estilo pendenciero y enfiló sus baterías en contra del director del portal EA Noticias, Emmanuel Ameth Campos Reséndis a quien mediante video en redes dijo demandará penal y civilmente, indignado por un reportaje que revela un presunto fraude millonario a través de obras del Congreso local entregadas a empresas ligadas al ex presidente municipal de Tezontepec de Aldama y ex presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del Partido Acción Nacional (PAN).

En su respuesta Campos Reséndis, además de precisar puntos centrales del reportaje, dijo estar dispuesto a acudir ante autoridades que lo requieran de confirmarse las carpetas de investigación ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH), lo que será interesante porque las autoridades tendrán que considerar la Ley de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y de Salvaguarda de los Derechos para el Ejercicio del Periodismo promulgada el 12 de agosto de 2012.

Si bien el gobierno no la ha reglamentado, debe considerarse; paralelamente las muestras de solidaridad con Emmanuel Ameth pueden revertirse contra del panista, cuya hegemonía está en riesgo al revelarse el presidente del CDE Cornelio García Villanueva que quiere reelegirse sin la tutela de Hernández Cerón y surgir la diputada local suplente Jenny Marlu Melgarejo Chino como tercera opción para la dirigencia panista

Hernández Cerón es fiel a su temperamento, en conflictos internos del PAN retó a golpes a Daniel Ludlow, luego de presionar a la alcaldesa Yolanda Tellería a través de regidores leales a su grupo, también reto a Jorge Alfredo Moctezuma, lo que le ha funcionado para mantener el control del PAN e imponer a sus leales como pretende con Claudia Lilia Luna Islas a quien quiere en la presidencia panista, como parte de su proyecto político personal.

Lo que no calculó el jefe de la hasta ahora principal pandilla panista de Hidalgo, es que sus anunciadas demandas contra Emmanuel Ameth llamaron la atención de organismo defensores de periodistas y de las libertades de expresión y de prensa, algo que le resultará contraproducente para jugar un papel protagónico en la renovación constitucional del Ejecutivo el próximo año.