*Ventiladores, ¿castigo a quién?

Alberto Witvrun.-Devueltos los ventiladores adquiridos por la delegación Hidalgo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)  con sobre precio a la empresa Cyber Robotic Solutions (CRS) propiedad de León Manuel Bartlett Álvarez, parece que el escándalo terminó ahí, o por lo menos es lo que pretenden los involucrados en este jugoso e inmoral negocio que llega a la ilegalidad en medio de la emergencia sanitaria que enfrenta el país al ritmo de “es mejor comprarlos caros que no tenerlos”

La semana pasada entre miércoles y viernes personal del IMSS, de la Secretaría de la Función Pública (SFP) y de la firma CRS, trataron de salvar la compra, pero todo se les complicó cuando la dirección médica de la Clínica Uno, decidió rechazar los ventiladores porque no cumplían las normas ni las características estipuladas en el contrato que ha sido ocultado y que se trató de “corregir”, lo que denunciamos el viernes en esta columna.

Es que más allá del precio de 30 millones de pesos por 21 ventiladores para atender pacientes graves de Covid-19, cuyo costo real ronda los 16 millones de pesos, estos de haber sido aceptados no hubieran servido para intubar a personas en estado crítico, es decir se ponía en riesgo la vida de los derechohabientes que requirieran de ser conectados a estos equipo, lo que no solo es inmoral también ilegal.

La denuncia de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) debe tener sanciones no solo administrativas también deben ser legales, porque parece que todo quedará en la devolución del equipo que subrayó además de caro, lo que implica un acto de corrupción, tampoco cumple con las normas, por lo que debe haber una sanción de orden penal, pero todo indica que la lucha contra la corrupción del gobierno federal, es solo discurso.

No basta con la devolución del equipo y la recuperación de los 30 millones de pesos, que no se sabe si ya están en las arcas del IMSS, debe aplicarse castigo a empresa y funcionarios que participaron en la fallida adquisición, que va de la delegada Claudia Díaz Pérez, el director Médico, Francisco Villeda, la jefa de administración María Guadalupe Mayorga Delegado y el coordinador de abastecimiento y equipamiento Salvador Chaidez Hernández.