Tulenses protestarán en Palacio Nacional

Miguel Á. Martínez. Tula de Allende. |La madrugada del próximo 6 de julio, será cuando damnificados de la pasada inundación en Tula acudan a la Ciudad de México (CDMX), para manifestarse frente a Palacio Nacional a fin de pedir al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), ayuda para resolver la problemática de inundaciones generadas por el río Tula.

Así se determinó la tarde – noche de ayer, en una reunión de afectados, quienes dijeron, es apremiante tomar acciones respecto a la obra del Plan Hídrico para la demarcación, diseñado presuntamente para evitar que se repitan anegaciones en la Ciudad de los Atlantes, pero que plantea triplicar el volumen de aguas negras que se envían desde el Valle de México a la Capital Tolteca y el Valle del Mezquital.

Los residentes acordaron que el punto de reunión para partir hacia el encuentro del Ejecutivo federal, será el módulo de Policía del jardín Constitución, junto al teatro al aire libre del centro a las 3 horas, para que tengan tiempo suficiente de llegar a la capital del país, y movilizarse previo, durante y después de la mañanera que a diario encabeza López Obrador.

Uno de los damnificados tras el desbordamiento del río Tula, durante la segunda y tercera semana de septiembre de 2021, Juan José Gante, dijo que el grueso de los damnificados viven en incertidumbre de que vuelva a ocurrir una inundación, pues las obras del cuerpo de agua principal de la demarcación se perciben poco eficientes y lentas.

Agregó que la población tiene miedo de sufrir pérdidas nuevamente, ya que, incluso, hay quienes a casi 10 meses de la sumersión en líquidos residuales aún no han podido recuperarse ni económica ni emocionalmente de los daños que sufrieron durante la emergencia.

Indicó que este es el momento de tomar acciones para que el gobierno federal escuche a la gente de Tula, que no quiere recibir agua negra de la Ciudad y el Estado de México, sostuvo que el gobierno de la República no puede hacer lo que se le antoje con la gente de Tula, ni puede tratarlo como cloaca.

Por su cuenta, Edith Guzmán, otra afectada, adelantó que, pese a la molestia y zozobra que hay en los tulenses, debido a que no se ha hecho aún nada para evitar una nueva desgracia, la manifestación que se efectúe en Palacio Nacional será pacífica y mesurada, siempre abiertos al diálogo.

Finalmente, llamó a la ciudadanía tulense a sumarse a la movilización para exigir se haga algo definitivo para evitar otra anegación y se deje de contaminar a Tula, indicó que no hay doble intención, ni un sesgo político detrás del movimiento, sino que su causa es legítima.

Ángel Cerón dijo que la Comisión Nacional del Agua no se atreve a garantizar que no volverá a ocurrir otra inundación y reveló que, con los incrementos de agua que ha presentado el río en los últimos días, algunos drenajes de la comunidad de San Marcos han comenzado a colapsar.