Sin concretar el nuevo basurero en región Tula

Miguel Ángel Martínez. Tula de Allende. Todavía no hay opciones para un nuevo confinamiento de residuos sólidos para la región Tula, en el que este municipio y las nueve demarcaciones más que integran el polígono depositen de forma “segura” los desechos generados, reveló el alcalde Manuel Hernández Badillo.

En entrevista, el edil dijo que, ante la falta de alternativas sobre dónde confinar la basura de la Ciudad de los Atlantes, tras la clausura definitiva del basurero regional que operaba la empresa Esmex, se tuvo que dialogar con la Secretaría del Medio Ambiente estatal (Semarnath), para que esta avalara que, en lo que se encuentra otro lugar, Tula y los municipios de la zona, volvieran a utilizar el vertedero, operado por la firma mexiquense Tecnosilicatos, ubicado en los límites con Atitalaquia.

Cabe recordar que la clausura del llamado Centro Regional de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos, de Esmex, fue anunciada por el gobernador Omar Fayad Meneses el pasado 22 de julio, lo que dejó sin lugar de depósito de basura a diez localidades de la región suroccidente de la entidad.

El Ejecutivo tulense reiteró que, “por vía de mientras”, están vertiendo los desechos del municipio en el complejo de Tecnosilicatos, mismo que fue clausurado desde el 12 de abril de 2019.

El mandatario indicó que, mientras no haya otra opción, seguirán trabajando con la empresa mexiquense con el aval de la dependencia estatal. Negó que exista una posibilidad real de situar el nuevo basurero en la comunidad de Bomintzhá -de donde es originario- ya que puede hablarse de muchas opciones, pero que todas ellas, deben contar con los permisos correspondientes y por el momento, en dicha localidad, no los hay.

El Centro Regional de Tratamiento, únicamente estuvo en funcionamiento unos cuantos días, dado que sus instalaciones, al poco tiempo de ser inauguradas, fueron tomadas por el movimiento No Al Basurero, colectivo que no liberó el complejo hasta lograr el cierre definitivo del mismo.