Sin autorización para colocar arañas en Tula

Miguel Á. Martínez. Tula de Allende. En mesa de trabajo, miembros del ayuntamiento de Tula, dieron revés definitivo a la propuesta de colocar inmovilizadores (arañas), a los conductores que cometan infracciones al nuevo reglamento de Seguridad Pública y Tránsito vehicular municipal, que, por ahora se encuentra en etapa de análisis.

La semana pasada en el marco de la tercera reunión para el análisis de la normativa, el presidente de la comisión de Seguridad Pública, Ángel Lugo Jiménez, reveló que, implementar la colocación de retenedores viales en caso de violar una normativa de tránsito, era una posibilidad real, pese a que actualmente no se tienen. En todo caso, dijo, se comprarían mediante la dirección de Adquisiciones.

Sin embargo, fue este lunes, en un nuevo cabildeo que el propio edil señaló que los artefactos estaban totalmente descartados, ya que colocarlos a partir de la entrada en vigor del compendio, en lugar de beneficiar al automovilista, sería perjudicial, dado que, en lugar de sólo pagar la multa correspondiente por la infracción cometida, también tendría que pagar el arrastre al corralón correspondiente.

“La penalización y el corralón en su conjunto harían que, por ejemplo, en lugar de pagar la multa mínima por exceder el tiempo por derecho a estacionarse en la zona centro, que es de 50 pesos, se incremente a 400 o 500 pesos por el arrastre de una grúa, lo que no es conveniente para el ciudadano”.

Añadió que se tiene que ser consciente de que los vecinos del primer cuadro, donde se cobra parquímetro, así como de nueve localidades más que resultaron inundadas durante el pasado septiembre, aún siguen con la crisis económica generada por la anegación, como para todavía pagar más.