Retomará Tlahuelilpan  logística de vacunación 

Miguel Ángel Martínez / Tlahuelilpan.-Tras los “lamentables” sucesos relacionados con la vacunación anticovid para niños de entre 5 y 11 años en Tlahuelilpan, donde los menores y sus respectivos padres de familia estuvieron formados por más de 7 horas bajo el sol o la lluvia, el gobierno local, de José Alfredo Díaz Moreno, decidió retomar el control de la logística como en anteriores jornadas.

A través de un comunicado el municipio lamentó que, debido a la desorganización propiciada por los servidores de la Nación de la Secretaría del Bienestar, es que se vivieron los “bochornosos” acontecimientos, de los que se deslindó con el argumento de que, cuando estuvo bajo su cargo la logística de la inoculación, siempre se tuvo una buena atención en favor de la ciudadanía.

Mediante la circular desearon que, ningún tlahuelilpense, sobre todo menores de edad, sufriera consecuencias negativas en su salud derivado de la sobreexposición a las malas condiciones climáticas.

Incluso, mediante sus redes sociales, el mandatario local, externó a sus representados, que el incidente y mala planeación en perjuicio de la ciudadanía que acudió este miércoles a vacunar a sus hijos no se volverá a repetir, puesto que, a partir de ayer, tomarían el control sobre la aplicación de los biológicos con o sin consentimiento de la Secretaría del Bienestar.

El Ejecutivo coincidió con decenas de ciudadanos en el sentido de que la situación de exponer la salud de los infantes no debía volver a repetirse, puesto que los menores son un grupo etario de los más vulnerables que hay, por lo que no se debían exponer de esa forma, sólo porque los trabajadores de la dependencia federal no están capacitados y se vieron rebasados por las circunstancias.

Cabe resaltar que el pasado miércoles se aplicaron mil 820 inmunizaciones, y que por lo mismo las filas alcanzaron más de 600 metros esperando el turno para la aplicación.

De acuerdo con funcionarios de la administración 2020 – 2024, que prefirieron no ser identificados por no tener autorización para dar declaraciones, anteayer, sólo hubo una carpa y poco más de 50 sillas para las personas que esperaban y las tareas de vacunación fueron coordinadas por sólo cinco funcionarios del bienestar.

Ya con el apoyo de presidencia, este medio pudo constatar en un recorrido, que este jueves se dispusieron dos enlonados y más de 150 sillas para quienes esperaban a ver que el fármaco no tuviera reacciones negativas. Además, que se pusieron a disposición a 30 trabajadores del ayuntamiento para las labores.