Niega ayuntamiento imposición de delegado en Santiago de Anaya 

Arturo G. Alanis. Santiago de Anaya.- Tras el conato de violencia, ocurrido el domingo 26 en la comunidad de El Palmar, entre un grupo de lugareños y algunos policías locales, la presidencia municipal, a cargo del alcalde Edigar Monter Ángeles, negó que haya pretendido imponer al delegado de ese poblado, pronunciándose además contra todo tipo de violencia.

En comunicado, la alcaldía explicó que, debido a que los ciudadanos de El Palmar no habían logrado una elección pacífica en asambleas comunitarias anteriores, el ayuntamiento acordó la emisión de una nueva convocatoria, correspondiendo al reciente día 26, donde se logró la asistencia de la mayoría de los habitantes mayores de edad.

En ese contexto, sostuvieron que se actuó en apego a la Constitución Política tanto nacional como estatal, así como en la Ley de Derechos y Cultura Indígena de Hidalgo, además de la Ley Orgánica Municipal y el Bando de Policía y Buen Gobierno de Santiago de Anaya, y por tanto que no se violaron los usos y costumbres de la comunidad en referencia.

De ahí, subrayaron que el nuevo delegado fue elegido por mayoría vecinal, además de que no fue registrada alguna otra propuesta, lo cual constataron autoridades del ayuntamiento, mismas que aseguraron que no incurrieron en alguna imposición, como alegaron algunos lugareños, el reciente domingo, luego de enfrentarse con policías municipales. Asimismo, la alcaldía externó su desaprobación ante todo acto de violencia, dejando en claro que “se realizará lo que establece la Ley conforme a Derecho”, además de pedir a la población “que se informe mediante fuentes oficiales”. Y puntualizaron que el compromiso es salvaguardar la integridad de los ciudadanos, promoviendo el orden público y la paz social.