*Los nuevos cachorros

Alberto Witvrun.-En medio de la efervescencia política en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) por el resultado del 18 de Octubre en las elecciones municipales en el escenario de Hidalgo, irrumpen discretamente los nuevos cachorros de la Revolución en busca de espacios, pero su futuro inmediato depende en mucho de las aspiraciones de sus progenitores que aún tienen mucho camino por recorrer.

Ellos son Miguel Ángel Osorio Vargas hijo de Miguel Ángel Osorio Chong y Laura Vargas Carrillo y Juan Pablo Beltrán Viggiano, hijo de Alma Carolina Viggiano Austria y del abogado Sergio Beltrán Merino, ambos dirigen organizaciones juveniles, militan en el PRI y terminan sus estudios profesionales uno en el Instituto Tecnológico Autónoma México (ITAM) y el segundo en la Universidad Iberoamericana.

A los dos se les menciona con posibilidades de alcanzar a sus 24 años una diputación federal, sin embargo llegar a una curul en los tiempos actuales con sus antecedentes familiares, puede afectar a sus padres, en el caso de Juan Pablo Beltrán, no es secreto que su madre Carolina Viggiano Austria, aspira a la candidatura a gobernadora de Hidalgo .

La trayectoria política de la originaria de Tepehuacán de Guerrero como diputada local, federal dos veces y secretaria general de Comité Ejecutivo Nacional (CEN), además de sus cargos en la administración pública estatal y federal, le dan posibilidades de aspirar a ser la primera mujer a gobernar la entidad, pero el crecimiento político de su progenitor, puede no ser bien visto.

Miguel Ángel Osorio Vargas dirigente de Más Mexicanos, realiza desde hace dos años trabajo de posicionamiento, por ello se le ha mencionado para cargos de elección popular pero, también se dice que esto puede afectar al senador ex gobernador y ex secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong en su futuro político porque si bien bajo su perfil, en los tiempos por venir puede jugar un papel protagónico.

Así que no les será fácil a los nuevos cachorros del priismo escalar posiciones, al menos en el futuro inmediato, en la generación anterior el más avanzado fue José Antonio Rojo García de Alba, en este caso su soberbia al renunciarle a la Secretaría de Gobierno a Manuel Ángel Núñez Soto a los 129 días de su administración, le impidió crecer y alcanzar el objetivo de ser gobernador de Hidalgo, lo que por cierto le facilitó el camino a Osorio Chong.