*La preocupación del zapatero

Alberto Witvrun.- El fin de semana se encendieron las luces ámbar en Los Garambullos, rancho desde donde
gobierna San Agustín Tlaxiaca el Señor del Zapato Arturo Belén Hernández Máximo quien
viene operando para imponer candidatos en los partidos Revolucionario Institucional (PRI)
y Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) para seguir conservando el poder
político y consolidar su poder económico, virtud al crecimiento que observa este
municipio.
Su doble juego quedó al descubierto y no contaba con que este municipio Morena lo
puede designar a paridad de género, es decir postulará mujer y las posibilidades de que le
sucede alguien afín s sus intereses se ve cada vez más lejano y la posibilidad de que sean
investigadas las irregularidades administrativas y financieras de esta su segunda
administración municipal es amplia.
Hernández Máximo mantiene una estrategia para apoderarse del mayor número terrenos
considerando que el crecimiento habitacional e industrial de la zona metropolitana de
Pachuca será hacía este municipio y el de Zapotlán, y su gobierno se ha desarrollado en
medio de sospechas de corrupción y malos manejos administrativos, pero su “reinado”
está en riesgo de confirmarse que Morena postulará candidata con lo que quedará fuera
su “gallo” y director de Planeación Horacio Hernández.
En este escenario quienes aparecen como aspirantes con mayores probabilidades son
Maricarmen Olguín y Mara Monzalvo, seguidas de Lucía Hinojosa y Rocío Gutiérrez, por
ello este fin de semana hubo reunión urgente en Los Garambullos, donde Arturo Belén
Hernández mostró su malestar y le quedó como alternativa la candidatura priista para
intentar imponer a su sucesor.
El escenario que tenía se desdibujó de pronto, por eso manteniendo su doble juego
buscará negociar y ofrecer su apoyo a quien las encuestas aparezca como el o la más
fuerte para blindarse y no se ser investigado por la siguiente administración.