*La batalla en Pachuca

Alberto Witvrun.-En las últimas semanas se registran en diferentes puntos de Hidalgo batallas dentro del marco de las campañas electorales cuyo resultado definirán la geografía política del estado independientemente del resultado general del proceso para elegir titular del Poder Ejecutivo estatal, una de ellas significativa es que se desarrolla en la capital por el presidente municipal suplente Benjamín Rico Moreno. 

Tras su segunda experiencia electoral mantuvo apoyos a barrios y comunidades hasta crear una fundación que lo sigue haciendo de manera independiente a la tarea política que ahora desarrolla como presidente del Comité Directivo Municipal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Pachuca donde realiza un callado pero efectivo trabajo en apoyo a la campaña de la candidata de Va por Hidalgo, Carolina Viggiano. 

Rico Moreno, gana terreno porque sabe en quien confiar y en quien no, ya conoce quien representa algo y también a los vividores de la política que en su momento le fallaron, así que su trabajo está enfocado a construir estructuras reales por lo que nunca se preocuparon ni ocuparon sus antecesores adquiriendo un capital político interesante que era urgente para el Revolucionario Institucional. 

Rico Moreno rema contra corriente porque el trabajo político desde el ayuntamiento es malo y no abona a la campaña de Carolina Viggiano Austria, más cuando el presidente municipal Sergio Baños Rubio mantiene en posiciones clave a personajes como el secretario municipal el ixmiquilpense Waldo Genoni Pedraza García que no termina de conocer el municipio y su estilo causa divisiones entre regidores y funcionarios.

Así que más allá del resultado final de la elección de gobernador, Rico Moreno se convierte en el activo que no logró consolidar por años el PRI en Pachuca, aunque no en el mejor de los escenarios, como sea en estos últimos meses ha creado buenas expectativas que se consolidarán si logra un buen resultado en el municipio capitalino.