*Ixmiquilpan se calienta

Alberto Witvrun.-Aun cuando falta tiempo para que los partidos inicien sus procesos de postulación de candidatos para la renovación de ayuntamientos, en el corazón del Valle del Mezquital la atmosfera política aumenta de temperatura, porque en el Revolucionario Institucional (PRI) hay quien asegura que pueden recuperar el municipio, aunque los pronósticos indican que Movimiento de Regeneración Nacional (morena) ganaría a pesar de sus divisiones.

La renuncia al PRI del ex diputado local y federal Edmundo Ramírez Martínez, que será postulado por la coalición PRD-PAN, puso más leña al fuego, aunque los conocedores no le dan posibilidad de triunfo y otorgan está a quien sea el candidato morenista que está entre el ex alcalde Juan Manuel Zúñiga Guerrero, su ex colaborador Alberto Chaparro y el ex diputado local Marco Antonio Martínez Quintanilla.

Edmundo Ramírez, buscó posicionarse “jugando” en el PRI y buscando colarse a Morena, lo que levantó ámpula entre el priismo, cuyas opciones son la diputada local María Luisa Pérez Perusquía, al presidente del comité municipal Carlos Portillo García y al ex titular de Atención a Hidalguenses en el Extranjero Juan de Dios Hernández Chávez quien a pesar de ser un buen cuadro tiene como lastre a su jefe político Roberto Pedraza Martínez.

En Morena Zúñiga Guerrero, quien fuera presidente municipal por el PRD, es identificado por el presidente López Obrador a quien apoyó durante sus plantones en el Zócalo, mientras que Alberto Chaparro registra buena aceptación entre los votantes y, Martínez Quintanilla cuenta con el apoyo de Yeidckol Polevnsky, pero tiene en contra que sus detractores cuestionan su buena relación con el secretario de Gobierno, Simón Vargas Aguilar.

El presidente Pascual Charrez Pedraza, que contribuyó a terminar con la carrera política de su hermano Cipriano, dicen jugará con el Partido del Trabajo (PT) y ayudará a su hermano Vicente, pero también dicen cuenta con un acuerdo oscurito con el gobierno priista, para evitar que Morena gobierne Ixmiquilpan y apoyaría al abanderado tricolor, siempre que no sea del Consejo Supremo Hñahñu (CSH).

Lo cierto es que sea quien sea el próximo presidente municipal, enfrentará descomposición social, alto grado de inseguridad y el escepticismo de la población que ha sufrido gobiernos de cuatro partidos diferentes (PRI, PRD, PAN y PT) y lejos de mejorar las condiciones han empeorado incluso con presencia de delincuencia organizada y ejecuciones a plena luz del día, por lo que no será fácil gobernar Ixmiquilpan.