*Israel, no se fue.

Alberto Witvrun.-“Expertos” y uno que otro político resentido que cruzaban apuestas sobre la salida de Israel Félix Soto del Partido Revolucionario Institucional (PRI) si no era postulado candidato a gobernador, guardan silencio ante la disciplina del presidente municipal de Mineral de la Reforma que ha guardado silencio sobre la forma en que se definió la candidatura.

Aseguraban que el camino a seguir por la estructura y posicionamiento que logró en los últimos años, Félix Soto sería postulado por Movimiento Ciudadano (MC), lo que no sucedió; luego que su destino será el Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI para que Julio Valera Piedras vaya a coordinar la campaña de Carolina Viggiano Austria, para enviar un mensaje de unidad.

No se ve que vaya a suceder, mientras Félix Soto mantiene su actividad en el ayuntamiento mineralense y, hasta donde se sabe no negoció nada, pero lo ven como candidato al Senado en 2024, pero todo son especulaciones, porque si bien el gobernador y el presidente nacional del PRI limaron asperezas, no quiere decir que haya un acuerdo de forma y fondo que conduzca a la unidad.

En este proceso habrá heridos entre los que envalentonados por la definición del proceso lanzaron ataques a Omar Fayad y a Félix Soto, olvidándose el gobernador termina su periodo hasta septiembre, así que el acuerdo que se trabaja tendrá un costo y habrá moneda de cambio para alcanzarla.

Porque hay personajes que no abonan a cerrar cicatrices para que la estructura y simpatizantes del proyecto de Israel Félix se sumen a Viggiano Austria y contribuyan sin simulaciones a la pelea para retener el gobierno de Hidalgo; otra versión indica que el alcalde solicitará licencia apenas inicie el periodo de campaña y regresará a sus funciones al definirse la elección constitucional.

Se podrá estar de acuerdo o no con Félix Soto, pero no se le puede escatimar la lealtad al gobernador y la disciplina al PRI, porque tapó bocas de quienes lo veían como candidato de MC, ahora hay que esperar si se da otro encuentro con Carolina Viggiano, lo que enviaría una buena señal al priismo ante la dura contienda por el gobierno de Hidalgo, todo un reto institucional para Julio Valera.