*De Alejandra a Carolina

Alberto Witvrun.- Resulta interesante la misiva de la ex candidata al gobierno del Estado de México
Alejandra del Moral a la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI)
mediante la cual declina a la candidatura a diputada federal por la vía de la representación
proporcional y llama a atender urgentemente a esa entidad donde se registró el 20 por
ciento de la votación nacional que hoy tiene su instituto político.
Le pide a Alejandro Cárdenas Moreno entregue la candidatura a una mujer joven, porque
ella hace 20 años tuvo esa oportunidad en la necesidad que tiene este partido de
renovarse en una velada crítica a la terca insistencia de quien tienen el control del PRI en
apoderarse de las posiciones plurinominales para mantenerse con los beneficios y
prebendas.
Pero más esta postura de la ex candidata al gobierno de la entidad que tiene una
población de 17 millones de habitantes distribuidos en 125 municipios, que en la pasada
elección le dio 1.7 millones de votos al tricolor, tiene mensajes para otras entidades como
es el caso de Hidalgo, donde cuadros que vinieron pugnando por una oportunidad, ante la
cerrazón de la actual dirigencia migran a otros partidos.
Un ejemplo es Adriana Flores Torreas, hoy candidata al Senado por Movimiento
Ciudadano (MC) que se cansó de tocar puertas en los edificios de Colosio e Insurgentes
Norte pidiendo una oportunidad que le fue negada directamente por la secretaria general
Carolina Viggiano Austria, que se quedó con la doble candidatura a la Cámara Alta, la de
mayoría relativa y la de representación proporcional.
Así el eco de la declinación de Alejandra del Moral se escucha en Hidalgo, donde las
candidaturas dependen de la voluntad de una sola persona, porque esta demostrado que
el dirigente estatal y menos la militancia van a decidir las candidaturas que vienen, lo que
complicará aún más recobrar por lo menos el votos duro priista que en la elección de
gobernador rebasó los 240 mil votos.