Amañadas las elecciones en Hidalgo, acusa Pablo Vargas

Eunice L. Rodríguez.- Pablo Vargas tachó de sucias y amañadas las elecciones de este domingo debido a incidentes ocurridos en las últimas 48 horas que incluyeron la intimidación de la ciudadanía a que ejerciera su voto y la repartición de miles de volantes con mensajes “antimorena”; así lo expuso en conferencia de prensa a las 21:00 horas, luego del cierre de las urnas en Pachuca.
El aspirante a la presidencia municipal de la capital del estado aseguró que, de acuerdo a datos recabados por los observadores electorales de Morena, llevarían 4 puntos porcentuales de ventaja sobre su rival más cercano, el priísta Sergio Baños a pesar de que el Revolucionario Institucional se haya declarado ganador en gran parte del territorio estatal apenas unos instantes posteriores a la primera entrega de conteo de votos.
“Estamos arriba; hay una diferencia del 35 al 39 en 18 por ciento de las urnas computadas hasta ahora…nosotros tenemos otros datos”, defendió.
Adjudicó la opacidad en los resultados a una serie de triquiñuelas; guerra sucia y de odio orquestada por los adversarios de último minuto.
“Nos sorprende ese voto del PRI que hoy va resurgiendo, pero va debajo de nosotros”, sostuvo.
Puntualmente dijo tener conocimiento y pruebas de la circulación de seis camionetas de perifoneo que recomendaban a los electores no salir a votar después del medio día ya que en la ciudad se habían disparado los casos de Covid-19, además del despliegue de miles de panfletos con información falsa contra Morena. Por estos actos calificó como un “cochinero” a la jornada electoral.
Aunque fue levantada la denuncia correspondiente ante la Procuraduría estatal y la Fiscalía de delitos electorales, reprochó que los detenidos fueron liberados sin que los mecanismos para evitar los delitos electorales se aplicarán pese a las pruebas en flagrancia.
Acusó al PRI de aprovecharse de la pobreza toda vez que en las colonias más pobres de Pachuca tiene su bastión. Agregó que la estrategia de entrega de obras, materiales y despensas también representa una manera de coaccionar el voto.
“En La Raza, San Bartolo y colonias y mercados a los que fuimos, la gente nos decía que el voto se estaba comprando entre 300 y 500 pesos”.
Sobre la suspensión del Programa de Resultados Preliminares (PREP) para la captura de los datos de las boletas, se dijo desconfiado de la decisión tomada de último minuto por el Instituto Estatal Electoral (IEEH).
“ Es un impedimento en la legalidad del proceso. Mientras estaremos formulando con mayor detalle cómo va el avance. Hay quienes ya acostumbrados a lo mismo de siempre y por eso levantan la mano”, sentenció.