*Traición a Morena

Alberto Witvrun.-En los últimos días un equipo de operadores electorales encubiertos como Servidores de la Nación bajo las órdenes del delegado de los Programas para el Desarrollo Abraham Mendoza Zenteno, se reportaron con el jefe del Parque Acuático El Tephé José Huerta Vite y el diputado federal Gustavo Callejas Romero, para reforzar la campaña de Vicente Charrez Pedraza candidato del Partido del Trabajo (PT).

Huerta Vite y Callejas Romero, trataron de bajar de la candidatura a Suhail Rodríguez, incluso se especuló que la tuvieron retenida en la sede nacional de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) por lo que el dirigente nacional Alfonso Ramírez Cuéllar tuvo que salir al paso para desmentir la especie y aclarar que había negociaciones para alcanzar acuerdos.

Lo cierto es que ninguno de los tres está de acuerdo con la postulación, que se asegura forma parte del acuerdo con el jefe del Clan Universitario Gerardo Sosa Castelán, que ante su situación actual provocó que el grupo de El Tephé quisiera la candidatura, ante la negativa de la dirigencia nacional, decidieron respaldar a Vicente Charrez, creyendo que pueden ser el fiel de la balanza y negociar con el menor de la dinastía posiciones estratégicas en el ayuntamiento.

Mientras Suhail Rodríguez la candidata oficial de Morena, realizar una campaña con limitantes apostándole a la marca como partido, porque además los apoyos no llegan por ningún lado y en su equipo empieza a observarse desesperación, a pesar de que han solicitado el apoyo de la dirigencia nacional, porque tampoco del Clan Universitario han tenido el respaldo.

Así que en Ixmiquilpan el río está revuelto y no se ve quien de los pescadores sacará ganancias de ello, por lo pronto hay dos temas a investigar: la utilización de recursos públicos federales en las campañas y la traición a Morena, para atender intereses personales y de grupo.

Al calce: El jefe político del Consejo Supremo Hñahñu, Roberto Pedraza Martínez despotrica en contra de este columnista y asegura que son mentiras que haya impuesto como regidores en la planilla priista de Ixmiquilpan  a Natalia Acosta Hernández y a su ex secretario particular Antonio Badillo Félix (no Hernández), a la primera defiende asegurando que es una profesional de reconocido prestigio asegurando si estudió y colabora con Alejandro González Enciso en proyectos agrícolas, ganaderos y bodegas. Lo que no desmiente es que su Consejo, se ha convertido en un lastre para la campaña de Anel Torres Biñuelo.