Judocas de todo el país extrañan los campamentos en Hidalgo

Sólo en un excelente y productivo recuerdo quedó en los campamentos organizados por la Asociación Hidalguense de Judo, en el Centro Deportivo Hidalguense de Alto Rendimiento.

Estas concentraciones que albergaron hasta ocho y 10 delegaciones de diferentes estados, tanto del norte, centro y sur del país, se convirtió en una tradición y costumbre para los entrenadores, previos a sus participación principalmente en lo que fue la Olimpiada Nacional.

El nivel que ha alcanzado el judo en Hidalgo, las excelentes instalaciones, la altura sobre el nivel del mar y la cercanía con la Ciudad de México, han sido factores determinantes para realizar los campamentos.

Obvio, todo esto, con el apoyo del Instituto Hidalguense del Deporte y del CDHAR, facilitando los dormitorios de la Casa del Deportista Hidalguense, en una excelente vinculación, que dejó muchas satisfacciones tanto a los visitantes, como a la AHJ, al frente de Arturo Flores Pérez.

La entrenadora en jefe de nuestro estado, Verónica González, expresó con tristeza la suspensión obligada de estos campamentos, porque ya consideraban a Hidalgo, como parte de su proceso previo para los eventos oficiales.

Sin perder la esperanza y la desaparición del Covid 19, expresaron su confianza en reactivar los campamentos en su momento, tomando en cuenta el acercamiento de varios estados, que ven en Hidalgo el sitio ideal para complementar su proceso de entrenamientos.