*Daniel Ludlow, perder la cordura.

Alberto Witvrun.-Siempre ha tenido temperamento explosivo; como
presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco Pachuca)
lo vimos discutir con el secretario de Gobierno Ernesto Gil
Elorduy, en la administración de Adolfo Lugo Verduzco, por
eso Jesús Murillo Karam lo ubicó como suplente del candidato a diputado por Molango Leonardo Ramírez Álvarez, porque
El Chapey, sería llamado a la Coordinación Jurídica.

Así Daniel Ludlow Kuri, irrumpió a través del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la política, aunque la cúpula panista, lo veían en las filas blanquiazules, para impedirlo al terminar su gestión como diputado, fue nombrado director de Turismo que dependía de la Secretaría de Industria y Comercio (SIC) que encabezada Manuel Ángel Núñez Soto.

Después de enfrentar a su cuñado el alcalde de Pachuca +José Antonio Tellería Beltrán
desde el Comité Municipal del PRI, se sintió con méritos en la 58 Legislatura para disputarle
la coordinación a Francisco Olvera Ruiz, lo que lo enfrentó con el secretario de Gobierno Miguel
Ángel Osorio Chong, pugna que benefició a Fernando Moctezuma Pereda, tercero en discordia;
pero el distanciamiento con Miguel Osorio, estaba dado.

Quiso ser candidato a presidente de Pachuca y se lo impidió Miguel Osorio que impuso
a su amigo Alberto Meléndez, así que preparó sus maletas para irse a Acción Nacional (PAN)
apenas terminó la gestión de Núñez Soto, de quien fue secretario privado, donde tuvo asperezas
con el secretario del Despacho Jorge Rojo, aliado de Miguel Osorio, en la construcción de su
candidatura a gobernador.

En el panismo luego de ganar la diputación federal en 2006, su paso no ha sido terso,
ha tenido obstáculos y delirio de persecución, como si fuera acosado y culpa de todos sus males
a sus críticos y los agrede con descalificativos que nunca prueba y su explosivo temperamento lo ha
llevado a enfrentamientos verbales que han estado cerca de la agresión física como con el diputado
Asael Hernández Cerón.

En este trayecto, consiguió su meta a medias; no pudo ser candidato del PRI a
presidente municipal y cuando lo postuló el PAN, Francisco Olvera, lo superó así que hace tres
años que su esposa Yolanda Tellería Beltrán, llegó a la Casa Rule, él inició un protagonismo que
mucho daño le hace a la presidenta municipal, al grado que sus detractores aseguran que es el
«poder tras el trono».

A raíz del tercer informe de Yolanda Tellería, se enfrenta en redes con todos los que osan
cuestionar la administración de su esposa, y los ha llegado retar para liarse a golpes y acusa a
periodistas de estar al servicio del gobernador Omar Fayad, pero sin pruebas y a Navor Rojas Mancera, lo menos que le dice es «regidorcillo», pero lo cierto es que los resultados del gobierno municipal son malos.

Mientras en equivocada estrategia Tellería Beltrán culpa al Gobierno estatal, de no darle
recursos que antes daba al ayuntamiento, sin entender que en el escenario actual, el margen de
maniobra del Ejecutivo está limitado por un poder Legislativo mayoritariamente de otro partido
y si eso fuera poco quien pudiera ser su gestor, es su enemigo: Asael Hernández; en este escenario
Daniel Ludlow, no ha podido mantener una actitud que le ayude a la alcaldesa.

Compartir