*Una renuncia anunciada

Alberto Witvrun.-Pablo Elías Vargas González solicitó licencia para separarse del cargo de regidor al ayuntamiento de Pachuca, decisión ya anunciada el primer día que entró a  Casa Rule, y reclamó a Ricardo Islas, el otro regidor de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) ocupar la oficina que en su entender era para él, por haber logrado 30 mil votos y decir que su lugar lo ocuparías Zenón Rosas Franco.

En su misiva precisa que la función de regidor la asumió por derecho constitucional y “no como negociación espuria”  lo que no tenía por qué aclarar ya que así lo establece la legislación electoral vigente, pero su propi texto revela que claudicó al señalar que ha regresado al ayuntamiento capitalino una “fuerza autoritaria” que reduce los espacios políticos.

Entonces una de las lecturas es que al no lograr presidir algunas de las comisiones estratégicas y ser remitido a la estricta función de regidor de minoría, fue que terminó de convencerse que poco o nada podría hacer ante la mayoría del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y sus aliados, por eso anuncia que buscara el lugar donde pueda aportar  en la lucha contra el cacicazgo.

Medida que puede convertirse en un arma de doble filo en sus aspiraciones políticas, porque sus detractores al interior de Morena que no son pocos, ya lo descalifican como aspirante a una candidatura a diputado local o federal, porque esgrimen apenas se conoció su decisión que es el responsable de la derrota del 18 de Octubre al perder una ventaja de 26 puntos que las encuestas otorgaban a ese instituto político.

Más todavía cuando denostó a personajes como Navor Rojas Mancera a quien calificó de corrupto no obstante que en el proceso de postulación de candidato estaba mejor posicionado; aun así aceptó a solicitud del delegado Genaro Vázquez, apoyar la campaña de Vargas González, operando en San Cayetano y Nopalcalco, donde logró el triunfo para Morena, de no haber sido así la ventaja priista hubiera sido más amplia.

Su lucha dice se centrará en la lucha contra la corrupción en Hidalgo y en favor de la construcción de la Cuarta Transformación de la República, pero nunca menciona si será dentro de Morena, aunque para ello primero tendría que afiliarse al partido que lo postuló en calidad de candidato externo a la presidencia municipal de Pachuca, por lo pronto parece un error perder una importante tribuna, cuando ya fracasó en principio en su intento de refundar a Morena.