Sin apoyo deudos de las víctimas del Real-Huasca

Juan Manuel Pérez. Omitlán de Juárez.- A una semana de la caída de un andamio en los trabajos de construcción de la carretera Real del Monte-Huasca, donde cinco trabajadores murieron, se ofreció una misa en memoria de las víctimas.

En el sitio perdieron la vida José Alberto Santana Iturbide, de 19 años; Felipe Cruz Camacho, de 33; Nicolás Vieyra Colín, de 30, originarios de la ranchería Rincón de los Ahorcados, municipio de Zitácuaro, Michoacán.

Al igual que Valentín Malvaez Cruz, de 20 años, originario de Galeras, Estado de México; e Israel Guerrero, de 24 años de edad, de la comunidad El perico”, perteneciente al municipio de Omitlán de Juárez, Hidalgo.

Se destacó que entre los sobrevivientes están un joven originario del Estado de México, otro joven también de Michoacán, y uno más de Omitlán, quienes no han recibido atención médica especializada; es el caso de Mauricio Malvaez Moreno, quien reportó un golpe en la cabeza, pero al realizarle la tomografía no se le detectó afectación. Sin embargo, tiene la cabeza hinchada y padece dolores y sólo le recetaron naproxeno.

En todos los casos, los familiares exigen que se realicen las investigaciones pertinentes para que se castigue al o a los presuntos responsables.

Con lágrimas en los ojos, familiares demandaron a la empresa Vise responder legal y económicamente por lo ocurrido.

“Hasta el momento no se ha dado una solución viable. No estamos vendiendo un producto, estamos exigiendo los derechos de los deudos que no queden desamparados”, señaló Álvaro Malvaez, familiar de Valentín Malvaez, una de las víctimas.