Se registran 2 casos de intolerancia religiosa

Ángel Bautista. Huejutla de Reyes.- Un pastor y dos feligreses de la Iglesia Evangélica fueron retenidos en la comunidad de Camila, por presuntamente burlarse de una procesión católica, por el inicio de Semana Santa, en un segundo caso de intolerancia religiosa ya que en Tacuatitla, cortaron el suministro de agua a la comunidad evangélica, por no cooperar; los afectados acudieron a la visitaduría de la Comisión de Derechos Humanos, pero no procedió.

Habitantes de Camila afirman que el pastor Rogelio Hernández y dos miembros no quieren cooperar con la comunidad y el día lunes que se realizó la procesión, los tres evangélicos se burlaron diciendo que paseaban un muñeco de plástico en una caja, lo que molestó a los católicos, quienes llamaron a reunión en la que el delegado Gerardo Oropeza ordenó la retención.

Las autoridades de Camila esperan la intervención de las autoridades de Gobernación para llegar a un acuerdo, sin embargo, existe la posibilidad que se les imponga una multa o hasta el destierro de los tres evangélicos.

La Iglesia Evangélica, solicitó sean liberados oración, pues fueron retenidos por predicar la palabra de Dios; sostuvieron que no es la primera ocasión que reciben amenazas y retienen a miembros de su iglesia, ya han corrido a otras familias, violentando sus derechos humanos.