Se podrá rescatar construcción del mercado en Tlaxcoapan: alcalde 

Miguel Á. Martínez. Tlaxcoapan. A pesar de las graves deficiencias estructurales en la construcción del mercado municipal, en el que se invirtieron poco más de 22 millones de pesos, el inmueble, que se ha mantenido como elefante blanco por cuatro años por dichas deficiencias, podría ser rescatado, consideró el alcalde Jaime Pérez Suárez.

Cabe recordar que, a la obra se le hicieron dos peritajes, uno por parte de la Contraloría estatal (en 2017) y otro por parte de la persona física Hugo César Cruz Flores (casi al principio del gobierno en funciones (2020 – 2024). Ambos experticios señalaron que el edificio no podía utilizarse por correr riesgo de colapso.

A pesar de ello, el Ejecutivo local, dijo que, en su opinión, la edificación podría ser rescatada, tal y como fue sugerido en el segundo estudio: “la postura personal es que se intente salvar, para beneficio de la población tlaxcoapense, pero tenemos claro que esa decisión ya no nos toca a nosotros”.

En entrevista, el edil precisó que el tema ya se encuentra en los tribunales, y serán estas instancias quienes determinen si es posible realizar algunas adecuaciones para sortear los desperfectos habidos en las tres fases de la construcción.

Sin dar detalles sobre la querella, el presidente sostuvo que por las anomalías del mercado ya se inició la carpeta de investigación correspondiente, y que será después de todo el análisis de la situación que se determine quién o quiénes son los responsables de los menoscabos y resolver cómo se subsanan.

En otro orden de ideas, pidió paciencia a los comerciantes que dicen tener un espacio en el centro de abastos y que, legítimamente exigen que el centro de abastos se ponga en operaciones, en el sentido de que por su propia seguridad e integridad de los clientes no puede extenderles una licencia de funcionamiento, sino hasta que sea seguro inaugurar en todo caso el polígono.

“Pido a los comerciantes que me entiendan, yo no puedo autorizar abrir un inmueble que está en riesgo de caerse, al rato no quiero que pase una desgracia y que me echen la culpa”.