Proponen construcción de planta energética para tratar la basura

Ixmiquilpan.- El presidente municipal, Pascual Charrez Pedraza, informó que solicitó apoyo del Congreso del Estado, este fin de semana, con la finalidad de poner en marcha un proyecto alternativo para el tratamiento de la basura del municipio, para separarla y convertirla en energía, a través de 80 toneladas diarias de combustible sólido.

El alcalde especificó que los planes fueron presentados este fin de semana ante el diputado local del distrito de Zimapán, Víctor Osmind Guerrero Trejo, así como a representantes de las legisladoras por Actopan e Ixmiquilpan, Tatiana Ángeles Moreno y Lucero Ambrocio Cruz, respectivamente.

Detalló que el desarrollo del proyecto está a cargo de la consultora Hondall, cuya estrategia parte de la recolección de los desechos, hasta los trabajos de clasificación para convertir esta masa en energía, los cual propiciaría el fin de los tiraderos y centros sanitarios que solo acumulan contaminantes.

Explicó que esta empresa se compromete a realizar la labor de recolección de entre 70 y 120 toneladas de basura al día, tan solo en calles y avenidas de esta cabecera municipal, para proceder a los trabajos de transformación en combustibles líquidos y sólidos.

Inclusive subrayó que Hondall tiene capacidad para reciclar mucha más cantidad de basura, por lo cual de concretarse los planes a nivel municipal «esto puede convertirse en una planta regional para el reciclaje de desechos», además de que inicialmente se generarían 35 empleos directos y 70 indirectos.

Pascual Charrez aclaró que para esos propósitos la empresa no recurrirá a la incineración ni a los rellenos sanitarios e insistió que se emplearía la separación de los desechos y el reciclaje, mientras que el ayuntamiento cedería el predio con todos los servicios básicos para la concreción del proyecto, para lo cual se tienen cuatro opciones que no contravienen las normas ecológicas.

Sobre los costos económicos para el erario, explicó que una opción es que el ayuntamiento pague a la empresa 13 millones de pesos anuales, por el servicio de recolección de la basura, o invertir un total de 231 millones para que las instalaciones pasen a ser propiedad pública.

Puntualizó que por lo pronto, a modo de respuesta, el Congreso estatal etiquetó un millón 200 mil pesos para pagar los estudios que la alcaldía hizo para el proyecto, pero que algunos legisladores también habrán de fungir como mediadores, ante instancias federales y estatales, para en un primer paso poder obtener los certificados de impacto de ambiental correspondientes.

Por Arturo González

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *