*PRI, ¿Qué pasará en la interna?

Alberto Witvrun.-Todo parece indicar que la definición sobre la candidatura al gobierno de Hidalgo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) no esperará a los tiempos marcados por el calendario oficial y la toma de decisiones será cuando más los primeros días del 2022 para cerrar los acuerdos nacionales de la coalición Va por México, que busca sumar en este estado a Movimiento Ciudadano y al Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Acción Nacional (PAN) y el Sol Azteca, están prestos si no ocurre nada extraordinario con el voto priista cuando se vote en el Congreso de la Unión la Reforma Eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador, suma que elevaría las posibilidades priistas de retener el gobierno estatal, ya que las tendencias electorales se empatarían y todo dependería de quien será el postulado o postulada.

La competencia está cerrada entre la diputada federal y secretaria general del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) Carolina Viggiano Austria y el presidente municipal de Mineral de la Reforma Israel Félix Soto, no hay más aunque ejercen presión el presidente municipal de Tulancingo Jorge Márquez Alvarado y la senadora Nuvia Mayorga Delgado, pero tendría que suceder algo fuera de lo normal para cambiar las tendencias.

La expectación en este proceso es la reacción del puntero que no sea favorecido y que pueda fracturar la perseguida unidad por la cúpula priista y poner en riesgo el trabajo realizado por la dirigencia estatal para crear condiciones para retener el gobierno de Hidalgo o bien que acepte que no es su momento y se sume a la campaña para ampliar las posibilidades de PRI.

Está a prueba el trabajo de la cúpula priista nacional y local además de la capacidad conciliadora del gobernador Omar Fayad Meneses para alcanzar acuerdos entre los aspirantes, porque la elección será altamente competida con el candidato que postule Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).