Prevén adelanto de temporadas de lluvias

Miguel Á. Martínez. Tepeji del Río.- El alcalde Salvador Jiménez Calzadilla, reveló que ante la negativa de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para liberar recursos a fin de prevenir inundaciones en el municipio durante la próxima temporada de lluvias, el ayuntamiento por sí mismo ya toma cartas en el asunto.

El objetivo, dijo el edil es que una posible anegación no los vuelva a tomar por sorpresa, y aseveró que lo principal es salvaguardar la vida y el patrimonio de la ciudadanía.

Detalló que por ahora ya se está trabajando en tres vertientes: el desazolve del río Tepeji, la limpieza de la Barranca de Palo Grande, además de que próximamente se iniciará con la tala de árboles que están al interior del principal río que atraviesa la demarcación para que no existan obstáculos que impidan el libre flujo del agua, pudiendo generar desbordamientos.

Señaló que, de manera adicional se trabaja en la capacitación continua de los integrantes del Cuerpo de Protección Civil y Bomberos, a fin de que estén lo suficientemente adiestrados para enfrentar una emergencia como la del septiembre pasado.

Indicó también que, para generar una contención de aguas residuales y pluviales río arriba y no generar que el agua llegue a Tepeji en grandes volúmenes y con fuerza se hará la limpieza de la presa El Podrido, la cual tardará aproximadamente tres meses.

De esta forma, Jiménez Calzadilla reiteró que la Conagua, es una dependencia con la que no se cuenta, por lo que, justo ahora están tomando la problemática en sus manos, para prevenir desgracias futuras, “al igual que lo hicimos en septiembre de 2021, hicimos las cosas, nos adelantamos, por eso no tuvimos los daños que probablemente nos hubiera traído el exceso de agua”.

Durante la segunda y tercera semana de septiembre de 2021, nueve municipios de la región sur de Hidalgo, entre ellos Tepeji, sufrieron inundaciones sin precedentes, debido al exceso de aguas pluviales y residuales provenientes del Valle de México y al flujo de aguas residuales que la Conagua envío a Hidalgo a través del Túnel Emisor Oriente y del Emisor Central.

La noche del 6 de septiembre, comenzaron a generarse las anegaciones, alrededor de las 21:30 horas, lanzó la alerta de inundación y ordenó la evacuación de las zonas cercanas al río Tepeji y de las viviendas asentadas a la barranca de Palo Grande.

Ante la negativa de Conagua de liberar recursos económicos o prestar maquinaria para realizar acciones de limpieza y desazolve en el río Tepeji, la barranca de Palo Grande y limpiar la presa de El Podrido, el gobierno local comenzó en recientes días las acciones preventivas correspondientes.