*Panal, el juego

Alberto Witvrun.-El Partido Nueva Alianza Hidalgo (Panalh) no sólo fue el único con registro estatal que lo mantuvo en las últimas elecciones, sus negociaciones para integrarse a Juntos Haremos Historia le redituaron positivos dividendos y en varios distritos fueron factor para inclinar la balanza a favor de los candidatos de esta coalición logrando dos diputados de mayoría relativa para su causa en la 65 Legislatura local.

En el pasado proceso aún no se evalúa los efectos de que un partido local haya ganado una diputación federal: la de Navor Rojas Mancera que siendo senador suplente de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) fue propuesta del Panalh como parte de los acuerdos de coalición y fue este instituto político quien le apoyo con recursos y estructura para que hoy ocupe la curul por Tepeapulco.

La dirigencia morenista no aportó a la candidatura de Rojas Mancera ni una gorra, en cambio el Panalh hizo ganar a por los menos tres diputados locales, el más significativo al del Clan Universitario Osiris Lenes Medecigo postulado por Juntos Haremos Historia a propuesta del Partido del Trabajo (PT) lo que no ha sido plenamente reconocido, pero que seguro harán valer en la nueva negociación para 2022

En la elección municipal de octubre de 2020 el Panalh alcanzó poco más de cien mil votos aumentando su posicionamiento en los meses siguientes que la renovación de su dirigencia estatal vino a fortalecer y si bien su dirigencia no está cerrada a ir nuevamente en coalición con Morena, PT y Verde Ecologista (PVEM) su posición es de privilegio porque no solo son los votos obtenidos que pueden aumentar.

Es su estructura sustentada en el magisterio que lo hace más fuerte que PT y PVEM, porque de no conseguir mejores condiciones a su proyecto, podrían incluso a arriesgarse a ir solos y candidato lo pueden tener en la persona del diputado federal Navor Rojas Mancera, que ya levantó la mano en Morena, donde por cierto le impidieron tres veces ser candidato a un cargo de elección popular.

Y perder más de cien mil votos y una estructura, sería peligroso para las aspiraciones de Morena que busca que haya alternancia en el 2022 en Hidalgo porque registra pérdida de votos en los últimos tres años y de continuar esta tendencia las posibilidades de que esto suceda se reducirán en los siguientes meses.