La caballada viene muy flaca y añosa

Jesús Sánchez

NI fu ni fa, es una frase clave que puede resumir los escenarios de la sucesión presidencial a mitad del sexenio. No vemos claro, diría un observador acucioso.

De lo único que podemos estar seguros es que en 2024 la mayoría de los tiradores -reales o ficticios- en la primera línea del juego político sexenal, son fuertes candidatos pero para recibir la peje-pensión de los adultos mayores, porque estarán cumpliendo 65 años o mas.

Los experimentados analistas ven venir pocos cambios en la sucesión, las mismas reglas no escritas de siempre y si acaso la definición del o los candidatos de la oposición serán en bloque o alianza.

No hay duda de que el candidato oficial será totalmente Palacio Nacional avalado por los grupos de interés que podrían influir en la decisión final, lo que hay que reconocer es que la caballada viene muy flaca y añosa.

Desde luego que la mayoría de edad no desmerece a nadie, pero eso no quita los achaques propios del tiempo.

El canciller Marcelo Ebrard estará cumpliendo 65 otoños en el año clave 2024. Por ahora es ajonjolí de todos los moles como representante presidencial en el mundo, consiguiendo vacunas y a veces de secretario de Gobernación.

Doña Claudia Sheinbaum andará celebrando 62 primaveras para cuando se proyecten las votaciones de 2024, si no es que se les ocurre impulsar la idea de ampliar dos años la gestión de #YaSabenQuién.

Juan Ramón de la Fuente, considerado el Plan B entre los creativos de la 4T, estará apagando 73 velitas del pastel en el año 2024.

Si nos apegáramos a las reglas no escritas del priismo, los candidatos del partido en el poder podrían salir de la Secretaría de Hacienda o de Gobernación. Pues tome nota, doña Olga Sánchez que además es jubilada del Sector Judicial estará festejando para entonces 76 primaveras, mientras que Rogelio Ramírez de la O cumplirá 75.

Cómo andarán las cosas que doña Tatis Clouthier, también mencionada en la talis de los posibles y probables de #YaSabenQuién, milita en las filas de las juventudes de la 4T y para las votaciones presidenciales andará por los 59 años, o sea que ni pensión alcanza.

Ricardo Monreal hace su lucha como suspirante solitario, no está incluido en la lista de Palacio y Dolores Padierna no lo puede ver ni en pintura. Por eso, dicen, impulsa extrañas iniciativas legislativas para que le pongan estrellita. Para que no digan, el senador Armando Guadiana lo destapó, mientras Germán Martínez Cázares lo defiende del fuego amigo. Monreal cumplirá 63 años cuando se defina la candidatura de Morena.

De lado de los opositores, las condiciones que definan la candidatura presidencial tienen que ver con las de una alianza, en el caso del PAN, PRI y PRD, no así en el Movimiento Ciudadano y muchos menos en entre los del arribista PVEM.

Con el sello panista Ricardo Anaya tendrá 45 años, aunque sus intenciones son las de ir por la revancha, tendrán que palomearlo primero los panistas y luego los aliados del PRI y del PRD.

El guanajuatense Diego Sinhue Rodríguez Vallejo es otra de las cartas fuertes de los panistas y para entonces tendría 43 años cumplidos, por ello sería el más joven de todos los prospectos.

Aunque lo ven mal porque dicen que hizo campaña en contra de su propio partido, Javier Corral no se ha jubilado y tendrá 57 años en 2024.

Entre los tiradores del PRI, está descartado en automático Alito Moreno pues lo condenan las derrotas de ocho gubernaturas al hilo en las pasadas votaciones del 6 de junio, tan mal le fue que tampoco lo quieren de dirigente partidista.

Como bateador emergente está Enrique de la Madrid, hijo del expresidente Miguel de la Madrid, quien para el 2024 cumplirá 61 años. El senador Miguel Ángel Osorio Chong lo ven más como dirigente tricolor, aunque para las épocas de las elecciones federales tendrá 59 años.

Del lado del Movimiento Ciudadano, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro estará cumpliendo 51 años. El gobernador electo de Nuevo León, Samuel García es un joven político que va a todas las fiestas (36 años) y aunque lo descartan para 2024, no perderá la oportunidad de seguir haciendo ruido. Fosfo fosfo.

Que pué vos. Manuel Velasco, a quien le enfriaron los ánimos de un manotazo desde Palacio y la Fiscalía General, está en la lista de los verdes. El ex gobernador chiapaneco se hace ilusiones y tendrá la misma edad de Anaya en 2024, 45 años.

Que no lo dejen fuera de la talis. Hay quien asegura que el Plan C del partido en el poder es Manuel Bartlett, quien andará rondando en 2024 los 88 años de edad.

Para 2024, Andrés Manuel López Obrador estará entregando la estafeta presidencial, como lo marca la Constitución y para entonces estará cumpliendo 70 años.

Columnómetro de Aquiles Baeza

1.- Este hashtag es vergonzoso y define la calidad humana de los responsables #NoLlegóLaMedicina.

2.- Muy preocupante la instrucción que dio la Unidad de Investigación Financiera (UIF) de la SHCP, para revisar las cuentas bancarias del consejero electoral Ciro Murayama, publicada por Peniley Ramírez en Reforma.com.

Santiago Nieto anunció en Twitter que se canceló “el requerimiento” de información, pero la sospecha de que se utiliza la UIF para intimidar se hizo evidente.

3.- La pésima decisión de mandar a los habitantes de la alcaldía Benito Juárez a vacunarse al Centro Médico Nacional, se leyó como una venganza de Claudia Sheinbaum por la derrota electoral del 6 de junio. Es la mejor manera de perder simpatías a futuro.

4.- Esta semana en La última y nos vamos de Genaro Mejía, presenta: “10 ideas para quejarte menos y hacer más”, propuestas que se tejieron a propósito del ensayo La cultura de la queja, del crítico estadounidense Robert Hagues.

También podrán ver el episodio con el que cierra su cuarta temporada el Bar Emprende con las 10 lecciones para ser parte de la reconstrucción.