Hidalgo hace historia en protección a animales

Itzell Molina.– Se impondrá de dos a cuatro años de prisión y de 100 a 200 días multa, al propietario, operador o administrador de un espacio en donde se realice la matanza de animales que sirven para consumo humano y que no cuente con autorización, licencia o permiso vigente, para operar, así como al que omita aplicar la normatividad en materia de trato humanitario en el sacrificio de animales que sirven para consumo humano.
Lo anterior luego de que el Congreso local aprobara el dictamen de Ley de Protección y Trato Digno para los animales en el Estado de Hidalgo, esto con la finalidad de otorgar un buen estado físico y mental de un animal en relación con las condiciones en las que vive y muere.
Además, la normatividad también prohíbe prolongar el sufrimiento animal a través del cualquier medio o instrumento; y las demás que establezca la presente Ley y los ordenamientos jurídicos aplicables.
“Izar y/o suspender por las patas, fracturar, cortar tendones, arrojar al agua hirviendo u otro acto de maltrato o crueldad que se ejecute como procedimiento previo a la matanza de animales destinados para abasto, sin previo aturdimiento”, puntualiza.
Asimismo, la ley erradica la presencia de menores de edad en cualquier acto o hecho que se desarrolle en los rastros, casas de matanza o espacios cuya finalidad sea la matanza de animales para abasto; y que los animales presencien la matanza de otros animales.
Con lo anterior se busca el reconocimiento de los derechos de los animales ha sido un tema relativamente nuevo en comparación con los derechos humanos, derivado de estudios e investigaciones de diferentes disciplinas que evidenciaron a los animales como seres sintientes y conscientes, por lo que merecen un trato digno.