Gira CDH recomendaciones a Progreso, SEPH y PGJEH

Juan Manuel Pérez.- En rueda de prensa de la titular de Derechos Humanos, Ana Karen Parra Bonilla, dio a conocer dos recomendaciones al municipio de Progreso de Obregón, a la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH)  y a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH).

En el primer caso, se indicó que un hombre que estaba bajo custodia de la Policía Municipal de Progreso de Obregón falleció mientras recibía servicio médico, tras señalar que se sentía mal.

Se dijo que Abdiel “N” fue detenido por la Policía Municipal durante la noche del pasado miércoles 2 de agosto, tras una denuncia por parte de vecinos de la comunidad de Xochitlán, señalado de ingresar a una vivienda, presuntamente para robar.

El inculpado fue ubicado por los elementos policiacos, siendo detenido y trasladado al área de retención temporal.

A continuación, fue llevado al Centro Médico Mixquiahuala para realizar la certificación médica; la madre del hombre detenido dijo que no se le hizo la revisión física, solo un cuestionario verbal, y aseguró que su hijo presentaba golpes en diversas partes de su cuerpo.

El hombre fue ingresado al área de barandilla, dentro de la comandancia municipal, donde minutos después dijo sentirse mal, por lo que fue trasladado al Hospital Integral de Cinta Larga, pero ya no alcanzó a llegar con vida.

Así mismo, Karen Parra Bonilla comentó que se emitió una recomendación en contra de la Secretaría de Educación Pública por el delito de abuso sexual en contra de una menor de una escuela primaria en el municipio de Tezontepec de Aldama.

Comentó que la queja se expresó en contra del titular de la Secretaría y de la Policía Ministerial.

Se indicó que el maestro de la escuela abusó de la pequeña de cuatro años, de segundo año de primaria.

La niña pudo decir a su madre lo que el maestro le había hecho cuando no pudo soportar más episodios de pesadillas y miedo.

Después de escuchar el testimonio de su hija, la mamá acudió a la escuela para informar a las autoridades y evitar que “ese hombre estuviera cerca de mi hija” e interpuso su denuncia penal.

El acusado fue aprehendido, pero en las audiencias su defensa alegó que la niña no podía dar las fechas precisas en que se cometieron los presuntos abusos y la jueza tomó el argumento como válido para dejarlo en libertad.