*Fundadores renuentes

Alberto Witvrun._Aunque no aparece en la lista de los 5 mil 800 fundadores de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que en segunda convocatoria en septiembre de 2013 cumplieron en Hidalgo con la asamblea constitutiva, Abraham Mendoza Zenteno, es considerado uno de ellos y fue así como un sector, aunque tarde lo impulsó como aspirante a la candidatura al gobierno de Hidalgo.

Al delegado de Bienestar no se le puede escatimar trayectoria en la izquierda porque desde la década de los 90s militó en el Partido de la Revolución Democrática (PRD), pero está seriamente cuestionado como funcionario federal, además de operar una estructura electoral que le será necesaria a Morena y a su candidato Julio Menchaca para la jornada comicial de junio.

No fue fácil que aceptara la decisión de la dirigencia nacional, pero su posición personal no está siendo seguida por muchos de quienes apoyaron sus aspiraciones y en su momento emprendieron una campaña de cuestionamiento al origen del Senador de la República, que incluso trataron que sabotearle su informe de labores, que sirvió de plataforma de lanzamiento para su precandidatura única.

El reanudado trabajo del delegado nacional César Cravioto Romero, ha topado con pared con los duros de la llamada corriente fundadora a pesar de los llamados a sumarse de Mendoza Zenteno, que empieza a estar bajo sospecha de un doble juego para hacer sentir su fuerza, que no es otra que la que le da la delegación de los programas federales de desarrollo.

No es un asunto menor, la suma no solo de esta corriente fundadora, también la de otros actores que en varios casos no suman, pero son expertos en contra campañas que mucho daño hacen, de ahí la importancia del trabajo que realiza el César Cravioto, para alinear a todas las expresiones en torno a su candidato.