Filas de horas y expendio cada 24 horas para tener gasolina

En un recorrido realizado por Diario Vía Libre por  algunas gasolineras dentro de la ciudad de Pachuca, se registró que cada 24 horas ingresa una pipa a abastecer las estaciones de combustible, corroboraron la situación  los despachadores de estos expendios, quienes manifestaron su preocupación por la estrategia que tomó el Gobierno de México la cual ya ha afectado sus ingresos y ha limitado el servicio oportuno en los puntos de venta.

Recientemente, Israel Félix Soto, titular de la Secretaria de Políticas Públicas (SPP), reconoció el impacto por el desabasto de combustible ha afectado a Hidalgo en 2.6 por ciento de las gasolineras dentro del territorio estatal, el cual fue registrado en tan solo unas horas, sin embargo, descartó que se trate de una problemática grave.

De acuerdo con el recorrido realizado, una de las gasolineras más afectadas, es la ubicada en San Antonio, al corte del domingo 13 de enero a las 15:00 horas no se tuvo información sobre la llegada de alguna pipa al establecimiento ni mucho menos los litros que proporcionará.

No obstante, lo anterior no ha impedido que algunos automovilistas hagan una fila de espera por gasolina, incluidas patrullas, así lo afirmó un trabajador del mencionado expendio de hidrocarburo.

En este sentido, los usuarios han manifestado su molestia; Claudia “N”, quien se encontraba haciendo fila para surtir combustible en la gasolinera ubicada por la salida a Ciudad Sahagún, comentó, que se había estado formada desde las 00:00 horas esperando a que en punto de las 7:00 horas llegara la pipa, por lo que le fue necesario que pasará la noche en la estación. Práctica que se repite en otros puntos, principalmente con prestadores del servicio del transporte público particular (taxis), que han dejado de realizar recorridos nocturnos.

En la gasolinera ubicada en la Carretera México-Pachuca, un taxista reportó que llevaba más de tres horas haciendo fila, que tenía una longitud de siete kilómetros, ya que los despachadores están llevando un control, dejando pasar solo a cinco carros por ronda evitando que otros automovilistas ingresen generando el desorden, además afirmó, que esta situación le afecta económicamente al no poder “ruletear” cotidianamente.

Por Itzell Molina/Nasvid Villar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.