Exigen vecinos de Piracantos regularicen servicios de agua 

Guillermo Bello.-  Por desabasto de agua, vecinos de la colonia Piracantos bloquean el boulevard Del Minero, exigen a la Comisión de Agua y Alcantarillado de Sistemas Intermunicipales mayor distribución de agua y que deje de cobrar por mandar aire.

Este viernes, vecinos de la colonia Piracantos bloquearon el bulevar Del Minero a la altura de la localidad Campo de Tiro, derivado del desabasto de agua que han tenido en sus hogares desde hace más de un mes.

Los afectados señalan que la CAASIM “cobra por aire”, pues los medidores marcan consumo aun cuando desde hace más de un mes no cuentan con el servicio, y los recibos llegan con un costo elevado.

Externaron su molestia ante el cobro puntual por parte de la CAASIM, pues explican que el recibo llega a pesar de que no hay suministro, y cuando lo hay, no cuenta con suficiente presión para llegar a los tinacos, por lo cual reclaman “están pagando puro aire”

“Vas a la CAASIM y te atienden con la punta del pie. Nadie te recibe, nadie te atiende para saber qué pasa con tu consumo, y no es de ahorita, es un problema de hace mucho tiempo en que falta agua”.

Además, señalan que las pipas que envía el organismo no son suficientes, pues sólo dejan dos mil litros de agua, los cuales, según la CAASIM deben suministrar un hogar por lo menos una semana.

Al respecto también señalaron que los encargados de las pipas de la Comisión no entregan el agua a todos los vecinos, y que les “piden para el refresco” a los colonos donde les entregan agua, y en ocasiones, el agua que entrega el organismo a través de carros cisternas llega sucia.

Los vecinos aclararon que no eran enviados bajo ningún otro interés, sino que se manifestaban por la necesidad de agua, por el desabasto, el cual es un problema presente en diversos puntos de la capital hidalguense y de la Zona Metropolitana.

Un representante de la CAASIM señaló que el organismo ha cumplido con el suministro, dicho que los colonos negaron, y refirieron que desde el 11 de mayo fue el último día en que la dependencia envió cisternas para entregar agua en los hogares.