Exigen cumplimiento en  donación de salario

Arturo G. Alanis. San Salvador.- En un ambiente de tensión, donde salieron a relucir algunos golpes, unos 150 habitantes de la comunidad de Boxaxni tomaron la presidencia municipal, el jueves 2, en exigencia del cumplimiento de la donación de un mes de salario, por parte de regidores y funcionarios del ayuntamiento, que habría sido prometida desde febrero pasado.

Los manifestantes resolvieron ingresar por la fuerza a dicho edificio público, en espera de ser escuchados y atendidos por el alcalde, Armando Azpeitia Díaz, señalado de incumplir con la entrega de aquellos recursos, que pretenden ser utilizados en la ejecución de algunas obras para beneficio de la comunidad.

Testigos presenciales indicaron que, en diálogos iniciales, el presidente municipal alegó la ilegalidad de descontar salarios y dietas tanto a los servidores públicos como a los representantes populares, desatando el enojo de los vecinos de Boxaxni, que se enfrascaron en alegatos, empujones y manotazos en contra de algunos regidores y funcionarios.

Durante el altercado –se aseguró-, tres regidores resultaron golpeados, generándose tensión en el lugar; no obstante, las autoridades de la presidencia municipal, hasta la entrega de este reporte, no habían emitido informes al respecto. Sólo se supo que Armando Azpeitia retomó la mesa de diálogo, tras la confrontación.

Durante el pasado mes de febrero, la misma comunidad recurrió a una acción similar, en su afán de conseguir recursos, para la construcción del techado de una cancha de usos múltiples, obra que habría sido prometida por Armando Azpeitia, que finalmente fue cumplida.

 Luego de eso, manifestantes y alcalde acordaron la donación de un mes de salario del cuerpo edilicio y directores de las diferentes áreas del ayuntamiento, para otras obras sociales, lo que debió cumplirse entre marzo y abril, según alegaron los vecinos de Boxaxni