Erick Sánchez recuerda con cariño su primer gol en CU

El canterano tuzo Erick Sánchez jamás va olvidará la tarde del 4 de abril en Ciudad Universitaria, ya que fue el lugar en el que marcó su primer gol en la Liga MX, en el empate 2-2 ante Pumas.

El Chiquito compartió que tuvo sentimientos emotivos en el festejo, ya que tuvo varias dedicatorias especiales, sobre todo a quienes ya no están con él.

“Gracias a Dios le pude aportar un poquito al equipo, es mi primer gol en liga; muy emocionado, va dedicado principalmente para mi papá, que está en el cielo, para mi familia, para mi mujer, y para mis hermanos”, manifestó en una entrevista con el club.

Su tanto ponía cerca al Pachuca de su cuarto triunfo consecutivo, por lo que reconoció que al final terminó con una sensación agridulce, luego de que Pumas les sacó el empate en los últimos cuatro minutos del partido.

“Es un resultado que no nos deja con buen sabor de boca, porque sabemos que íbamos ganando y que teníamos la ventaja”, mencionó el canterano, quien disputó todo el encuentro en la cancha de CU.

Agregó que al interior del plantel no hay tiempo para lamentar los dos puntos perdidos, pues rápidamente tendrán revancha el lunes, en su regreso al estadio Hidalgo luego de tres semanas, en el encuentro ante la Franja.

“Sabemos que ese partido ya pasó; ahorita hay que mentalizarnos en Puebla, para poder quedarnos con los tres puntos en casa”, remató.