Contrademandan a alcalde de Tezontepec de Aldama

Miguel Á. Martínez. Tezontepec de Aldama.- El presidente municipal Santiago Hernández Cerón, demandó a los representantes de pobladores de la comunidad de Atengo, que se manifestaron por las inconsistencias de la obra de reconstrucción de la avenida principal de la localidad.

La querella va en contra de Rodrigo Ángeles Ángeles, director de Gobernación en la región Huichapan, y de David Jorge Gómez, habitantes de Atengo y estuvieron presentes en la protesta del lunes y la exhibición mediática de las anomalías constructivas de la avenida en comento, ya que el edil asegura que son falsas.

La postura del mandatario se da pese a que las deficiencias en los trabajos fueron confirmadas por personal de la Contraloría del estado.

Cabe recordar que el pasado martes, tras haber tenido un peritaje de la Dirección de Inspección y Vigilancia de Obras y Acciones de la Contraloría estatal, pobladores de la localidad de Atengo pudieron confirmar las anomalías en la reconstrucción de la avenida principal de la localidad, lo que implicaría un desvío de casi de 2 millones de pesos.

En la inspección, a cargo de Asael Mendoza Tovar, se encontró que la calle no tiene base y algunos tramos carecen de grava y cal, además que al menos 300 metros presentaban inconsistencias en cuanto al espesor, cuyos grosores fueron de 2.5, 4.5, 5 y 7 centímetros.  

La demanda del edil ya fue contestada por los agraviados, en particular por Ángeles Ángeles, quien expuso que, en pleno uso de sus derechos como ciudadano y habitante de la localidad de Atengo, interpuso una denuncia en contra del presidente municipal Santiago Hernández Cerón por el delito de corrupción ante Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción, de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH). 

Lo anterior, con la intención de conocer bajo qué circunstancias y con qué fin el presidente municipal toleró y permitió tantas irregularidades en la reconstrucción de la carpeta asfáltica en la avenida principal de Atengo, tal como quedó demostrado en la inspección de la Contraloría del Estado.

Asimismo, asentó que fue objeto de amenazas por parte de operadores políticos del presidente, por lo que lo hace responsable de lo que le pudiera ocurrir a él, a los vecinos que participaron en la protesta, a familia y bienes materiales.