Como castigo obligan a policías municipales a barrer la plaza

Santiago de Anaya.- Las autoridades del ayuntamiento, encabezadas por el alcalde Jorge Aldana Camargo, reprobaron el proceder de vecinos de la comunidad Las Águilas, quienes el reciente domingo se llevaron por la fuerza de la alcaldía a cuatro policías municipales, que luego de ser retenidos también fueron obligados a barrer la plaza comunitaria, a modo de represalia por el aseguramiento de un vehículo particular habilitado ilegalmente como taxi.

Mediante una carta dirigida a la sociedad en general, se especificó que aquella situación derivó de la pugna por el transporte público de las rutas González y Guerrero con destino a la carretera federal México-Laredo, la cual ya se había ventilado en dos mesas de diálogo con representantes de la Secretaría de Transporte y Movilidad del estado.

En consecuencia, se generó la firma de una minuta «cordial», pues el chofer del taxi pirata Homero S. H. había sido infraccionado por policías municipales. No obstante, en El Águila se generó una «falsa alarma», la cual pretendió ser atendida por elementos de Protección Civil y algunos policías locales. Producto de la distracción, un grupo de habitantes del poblado en mención irrumpió violentamente en la comandancia, situada en la planta baja de la alcaldía, de donde se llevaron a los cuatro uniformados, bajo el argumento de que Homero S. había sido agredido por el comandante Gil Tapia Acosta.

En las inmediaciones de El Águila, el cuarteto de policías fue obligado a barrer la calle, mientras se esperaba el arribo del alcalde, Jorge Aldana Camargo, con quien pretendían dialogar los lugareños, lo cual se constató mediante una videograbación difundida en las redes sociales.

Hasta la noche del mismo domingo, los haitantes de El Águila aceptaron dialogar con Jorge Aldana y el director general de Gobernación de la Región Ixmiquilpan, Eduardo Alcazar Conde, ante quienes se accedió a liberar a los cuatro policías retenidos, a cambio de investigar si Homero S. sufrió o no alguna agresión; y en caso de encontrar culpabilidad del elemento policiaco, iniciar entonces, una carpeta de investigación.

Por Arturo González

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.