Cierran calle en Tula; peligro de derrumbe

Miguel Á. Martínez. Tula de Allende.- A consecuencia del derrumbe del viernes en la calle La Cruz, en la Unidad Habitacional Pemex (UHP), adjunto al río Tula, para salvaguardar a la ciudadanía en términos de protección civil, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el gobierno local determinaron cerrar la vía al tránsito vehicular.

Al inicio del fin de semana que recientemente concluyó, en la citada área se tuvo el desprendimiento del talud que está pegado a la arteria vehicular en comento, una de las principales entradas y salidas a la colonia de los petroleros y a conocido centro comercial, lo que implicó también el desprendimiento del pavimento y la banqueta del lugar, lo que estuvo en riesgo de colapsar e irse hacia el cuerpo de aguas negras.

Ciudadanos han responsabilizado por la pérdida de esta importante vía de comunicación a la dependencia federal, que una vez más ha provocado un perjuicio a la ciudad sin que haya consecuencias y sin que exista una garantía de reparación.

Explicaron que la culpa es de Conagua por querer ampliar tanto el río que no le importó rasgar tanto el talud hasta que sufrió un desprendimiento importante y el posterior derrumbe que, por cierto, lamentaron, costó la vida a una persona y dejó lesionadas a tres más.

Opinaron que la pérdida de una vida humana es lo más grave, pero en segundo término reiteraron que está la inhabilitación de la calle, afirmando que quizá el cierre sea definitivo porque tal vez el río quede ampliado hasta el límite del hotel Sharon, lo que implicaría la pérdida de la arteria.

Al respecto, el alcalde Mario Guzmán Badillo ha dicho que, antes de terminar las obras del Plan Hídrico, la Conagua tendrá que reparar todos los menoscabos que haya causado a la zona urbana de Tula, incluyendo calles, drenajes, bardas colapsadas, entre otros.