Acusan negligencia en basurero de Tezontepec

Miguel Á. Martínez. Tezontepec de Aldama. Vecinos de la colonia Morelos denunciaron que el gobierno municipal sigue actuando de manera omisa y negligente ante las afectaciones que les causa la operación del relleno sanitario municipal, que se supone fue sacado de operaciones desde diciembre de 2020 por no cumplir con las disposiciones requeridas por la Secretaría del Medio Ambiente estatal (Semarnath).

Los afectados, encabezados por una persona que se identificó únicamente como Rosalío, explicaron que, desde hace varios años, sin precisar cuántos, padecen de afectaciones a la salud de la comunidad, puesto que depósito de basura del ayuntamiento fue situado a escasos 20 metros de 12 viviendas que previamente estaban situadas en el desarrollo urbano.

Un adulto mayor, que prefirió no identificarse por temor a represalias del gobierno municipal o del alcalde Santiago Hernández Cerón, aseguró que, en lo personal ya tuvo que dejar su vivienda, debido a los problemas de salud que ha presentado como consecuencia de los malos los malos olores, fauna nociva y demás contaminación que existe en el lugar.

Otro de los quejosos, afirmó que, aunque únicamente son 12 casas las que se localizan a unos pasos del mal llamado relleno, en realidad, el basurero afecta a toda la comunidad, debido a los gases que se producen de él, explicó que el confinamiento carece de filtros para gas metano y biodigestores, por lo que, en sí, el vertedero no cumple con las normativas ambientales mínimas que debería.

Dijeron que de la problemática ya está enterada la administración municipal, pero que no han hecho nada para remediar el asunto, por lo que el 3 de noviembre giraron oficios a Semarnath y a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), pero acusaron que hasta ahora han sido ignorados.

El relleno sanitario de Tezontepec de Aldama fue clausurado en diciembre de 2020, por incumplir con la normativa ambiental dictada por la Secretaría del Medio Ambiente estatal (Semarnath), sin embargo, hace más de cuatro meses fue puesto nuevamente en funcionamiento, sin que se explicara el motivo.

El confinamiento, está ubicado a escasos 20 metros de la zona urbana, por lo que ha generado problemas de salud a los pobladores de la colonia Morelos.

De acuerdo con los afectados, el basurero volvió a operar debido a que es administrado por el papá del alcalde Santiago Hernández Cerón, Santiago Hernández Bautista, quien incluso, ha otorgado el permiso a carniceros de Tlahuelilpan para que depositen vísceras de animales muertos, sin someterlas a tratamiento alguno.