Acusan de negligencia en homicidio de matrimonio; bebé está desaparecido

Tizayuca.- Las madres del matrimonio José Antonio Sandoval Casiano y Leticia Rodríguez Sevilla, que se localizó en el Semefo del Estado de México, acusaron de negligencia por el homicidio de la pareja y la desaparición de su  bebé en Tizayuca.

Por ello, Juana Casiano Moreno y Esperanza Sevilla Vargas, buscan a su nieto, quien fue visto por última vez con sus padres.

Las dos abuelas indicaron que “no importa que no descansemos, que poco durmamos, que gastemos el dinero para seguir buscando a Jesús Antonio Sandoval Rodríguez, nuestro nieto. Él nació el 20 de julio, ya tiene ocho meses”.

El padre del menor, tenía 35 años de edad, trabajaba como albañil; ella, de 38 años, era ama de casa y se dedicaba a cuidar al bebé.

Ambas mujeres afirmaron que todo el personal de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo (PGJEH), comisionado en Tizayuca y Pachuca, ha permanecido indiferente ante el caso y acusaron que hasta este momento ni siquiera han activado la Alerta Amber por su nieto.

Las mujeres se preguntan si la falta de atención por parte de agentes investigadores del Ministerio Público se debe a que son pobres, pues aseguran que desde el pasado 12 de febrero, a las 11:05 horas, formularon la carpeta de investigación número RAC-13-2019-0587.

Respecto a los hechos, Juana Casiano declaró que cuando fue al domicilio del matrimonio, en la colonia Atempa, en Tizayuca, no los encontró y la puerta de la casa estaba abierta, pero sus cosas estaban en orden.

Manifestó que al momento de acudir al Ministerio Público de Tizayuca las atendió Liliana Hernández Villalobos, agente del Ministerio Público Orientador, adscrito al Centro de Atención Temprana.

Cuando le dijimos que activaran la Alerta Amber para difundir las fotos de los tres, nos respondió que no era necesario porque mi nieto andaba con sus papás, señaló Juana Casiano.

El expediente fue canalizado a la mesa 1, en Tizayuca, cuyo titular es Carlos Sabas Salinas Rincón, a quien hicieron la misma petición de activar la Alerta Ambar, pero obtuvieron una nueva negativa.

“Al agente investigador Francisco Mondragón Martínez, comisionado al caso, le llamé tres ocasiones a su celular para que habláramos, dos veces sonó su celular y a la tercera lo apagó, no es justo que actúe de esa manera, se supone que su deber es investigar y hasta el momento no hemos platicado”, explica Juana Casiano.

Durante varios días, desde el amanecer, las consuegras recorrieron varios lugares como hospitales, cárceles y albergues en Hidalgo, Tlaxcala y Estado de México, en busca de sus hijos y su nieto.

El 22 de marzo, iniciaron su recorrido; por la tarde, en el Servicio Médico Forense (Semefo) de Tlalnepantla, Estado de México, hallaron a la pareja.

A través de fotografías hicieron la identificación de los cadáveres ya que desde el 28 de febrero ambos fueron sepultados en la fosa común de un cementerio mexiquense, debido a que hasta ese momento permanecían como desaparecidos.

Las autoridades del Ministerio Público de Tlalnepantla nos dijeron que solo a ellos dos los encontraron muertos y que del bebé no se sabe nada, señaló Esperanza Sevilla, mamá de Leticia Rodríguez.

Las dos mujeres dieron a conocer que debido a lo que calificaron como negligencia y falta de profesionalismo por parte de personal de la Procuraduría General de Justicia estatal, acudieron ante la Comisión de Derechos Humanos de Hidalgo (CDHEH) donde antepusieron la queja CDHEH-TIZ-0112-19.

Por Juan Manuel Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *