Acuerdan normativa ambiental  para contaminantes en río Tula 

Miguel Á. Martínez. Tula de Allende. No depositar lodos contaminados del río Tula sin previo consenso y sin cumplir con la normativa ambiental para tal efecto, fue el acuerdo que esta mañana lograron autoridades municipales, estatales, de la Conagua, y residentes de la demarcación, quienes, denunciaban desde hace días que se estaban vertiendo a cielo abierto en localidades de la ciudad, fangos que contienen residuos industriales, químicos y metales pesados.

A temprana hora, se llevó a cabo una mesa de trabajo en la alcaldía a consecuencia de la inconformidad de habitantes de San Marcos, quienes protestan por el confinamiento en su desarrollo habitacional de los lodos extraídos del río Tula sin que se cumpliera con la mínima normativa ambiental.

Esto, según refirieron los inconformes representa un riesgo para la salud pública además de gran deterioro ambiental.

Acusaron ayer que el dueño del hotel Real del Bosque, de apellido Argáez, es quien otorgó el permiso a la dependencia federal para verter los sedimentos en San Marcos, sin embargo, dijeron que el particular no tiene ningún derecho.

A raíz de la problemática, el delegado Ángel Cruz Rodríguez, convocó ayer a través de las redes sociales de la delegación a un bloqueo de carreteras masivo entre sus representados para el 30 de mayo, por lo que fue a la presidencia municipal este día, a fin de llegar a un acuerdo a fin de que no se llevara a cabo el cierre vial.

En dicha reunión se acordaron diversos puntos entre los que destaca que habrá informes de Conagua cada martes, en donde se pormenorizarán los avances del Plan Hídrico de Tula; que se buscará un almacén para depósito de lodos; realizar el desazolve en los puntos que faltan; continuidad a las gestiones de los puentes Chamizal y Colgante.

Asimismo, se estipuló que el municipio insistirá en que se hagan obras río arriba, de la comunidad de San Lorenzo hacia atrás; monitoreo de lodos permanente en laboratorios certificados; limpieza integral del canal Viejo Requena y buscar terrenos conforme a la factibilidad para depositar lodos del río Tula.