*Torquemada Yong

Alberto Witvrun-Como un pasaje arrancado de la España del Siglo XV, el jefe de la Santa Inquisición panista el regidor Yusef Yong García Sánchez, quiere llevar a la hoguera como lo hizo Tomás de Torquemada a todos aquellos que se niegan a someterse a la corona, no de la Reina Isabel, pero si del Rey Asael, bajo el pretexto de no profesar la misma creencia, no religiosa, si política.

En la de aquel siglo, los católicos iniciaron una feroz persecución para erradicar cualquier otra religión monoteísta, más cuando los musulmanes empezaron a ser derrotados y expulsado de la península Ibérica, pero en esta masacre, no solo fueron los árabes, también judíos terminaron en la hoguera si se negaban a convertirse o si seguía celebrando en la clandestinidad su culto.

En este plan, se encuentro el grupo que mantiene el control de Acción Nacional (PAN) en Hidalgo que inició una cacería de brujas a partir de la visita del ex presidente y ex panista Felipe de Jesús Calderón Hinojosa quien el sábado ofreció una conferencia y presidió la asamblea constitutiva del partido que construye su esposa Margarita Zavala, llamado México Libre.

Atraídos por su cercanía con quien fuera mandatario de México, acudieron un grupo de panistas: Hugo Meneses Carrasco, Benigno Aladro Fernández, Alfredo Moctezuma Aranda y otros más, cuyo finalidad era saludar a Felipe Calderón y escuchar su opinión sobre lo que hoy sucede en México, lo que ni por asomo significa desertar del PAN, pero si fue tomado como pretexto, para iniciar la persecución.

Así que ni tardo ni perezoso y más como parte de una vendetta política, por ofrecer resistencia al grupo de Asael Hernández Cerón, el coordinador de Presidentes Municipales del Comité Directivo Estatal (CDE) anunció que se analizará la expulsión de por lo menos 6 militantes, porque no se vale un doble juego, como si hoy le sobrarán militantes al blanquiazul que vive una de sus peores crisis.

De iniciarse como amenazó Yusef Yong García, un proceso de expulsión, quien se encargue de ello deberá tener cuidado porque mientras los perseguidos no se hayan afiliado a otro instituto político, no les pueden quitar sus derechos partidistas, aunque es claro que el Rey Asael le ordenó a su Torquemada Yong que arme la hoguera a ver si pueden llevar a ella a Moctezuma Aranda a quien Hernández Cerón, quiere ver arder en leña verde, bueno azul.

Compartir