*Raúl Camacho, el pequeño señor feudal

Alberto Witvrun.-Empeñado en convertir a Mineral de la Reforma en su pequeño feudo el presidente municipal Raúl Camacho Baños está obsesionado en convertir en su sucesora a su esposa Ivonne Gómez Baños, que lo ha llevado a enfrentar al gobierno estatal y a provocar la salida de un importante número de militantes del Partido Acción Nacional (PAN) algunos importante como el ex diputado local Luis Enrique Baños Gómez.

Pero lo grave es que entre los habitantes del metropolitano municipio crece el malestar en contra del mal gobierno municipal, porque sus programas y acciones tendientes a generarse una base electoral que le permitan cumplir sus propósitos no tienen los efectos buscados y un importante número regresan a la querencia priista y otros están optando por emigrar a Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

El obsesivo control que tiene sobre el Comité Municipal panista le ha costado divisiones en la estructura partidista y si eso no fuera suficiente emprende acciones retadoras infantiles con el gobierno del estado, como no facilitar un espacio público para la audiencia pública que ofrecieron varios secretarios del gobierno del estado, para conocer y atender sus demandas.

Camacho Baños, a pesar de recibir la solicitud oficial y por escrito unas horas antes negó unas canchas para que ahí tuviera lugar el evento y él aunque no lo acostumbra ofreció en ese lugar una audiencia, pero como a pesar de ello esta actividad se realizó en una instalación gubernamental, envió a la Policía Municipal a quitar placas a quienes acudieron a entrevistarse con los funcionarios estatales.

Lo único que hizo Camacho Baños es abrir un frente más de conflicto, que se agrega a la confrontación con los comerciantes, las divisiones al interior de la asamblea municipal, las disputas partidistas y al abierto reto que ya le lanzó el ahora ex panista Luis Enrique Baños Gómez, que todo señala buscará nuevamente la alcaldía pero ahora por Morena.

Compartir