Por no haber flagrancia del delito  liberan a ladrones confesos

 Epazoyucan.- Dos integrantes de una presunta banda de ladrones fueron detenidos por pobladores de la comunidad de Santa Mónica, después de robar cuatro locales comerciales, pero quedaron libres.

Los hechos se registraron cuando los propietarios de una forrajera, un taller mecánico, un centro michelero y un local de barbacoa, se percataron que habían sido víctimas de los delincuentes que sustrajeron auto partes, dinero en efectivo, electrodomésticos y hasta utensilios de cocina.

Por fortuna para los agraviados, una cámara de seguridad captó la identidad de uno de los presuntos delincuentes, quien al día siguiente fue detenido en la calle, por las víctimas que lo obligaron a señalar a sus cómplices que resultaron ser vecinos del mismo pueblo.

De esta manera, los afectados lograron identificar a los integrantes de la banda que se conoció, es liderada por un sujeto apodado como el ‘Pin Pon’ y Alfonso «N», este último al parecer originario del municipio de Tlanalapa pero con residencia en esa comunidad.

Los probables ladrones al verse descubiertos terminaron por confesar el lugar donde tenían escondido lo que habían robado, en los sanitarios públicos de la iglesia que ya habían habilitado como bodega.

Lamentablemente señalaron los comerciantes, los responsables quedaron en libertad ante la negativa de la policía municipal para detener y consignar a las autoridades competentes a los malhechores, pese a que aceptaron el delito.

Los uniformados argumentaron que no había flagrancia y por lo mismo, el Nuevo Sistema de Justicia Penal, les impedía proceder legalmente a pesar de tener el cuerpo del delito y a los probables rateros confesos.

Por Juan Manuel Pérez

Compartir