Participación en cargos públicos, prioridad en consulta indígena

El presidente de la junta de gobierno del congreso hidalguense, Ricardo Raúl Baptista González, dio a conocer en la ya habitual conferencia matutina, que las consultas indígenas 2019 resultaron exitosas, puesto que se recibieron 606 propuestas, de las cuales la más demandada fue la participación de hombres y mujeres en cargos públicos

Detalló que de las propuestas recibidas, 128 fueron presentadas en las siete sedes de asambleas regionales y 478 en los 85 buzones distribuidos e instalados en cada uno de los municipios del estado.

“la consulta indígena fue un instrumento que permitió medir el sentir de los pueblos y comunidades indígenas, y fue una herramienta novedosa que coadyuva con la construcción de un estado democrático de derecho”, destacó.

De acuerdo con datos otorgados por el también coordinador de la bancada de morena, se registraron 798 asistentes en los siete municipios de las siguientes sedes; Huejutla de Reyes 350, Ixmiquilpan 139, Tulancingo 54, Tepeji del río 46, Molango 64, Zimapán 49, y Tenango de Doria 96.

Baptista aseveró que aún queda pendiente vencer la desconfianza de los pueblos y comunidades indígenas, quienes han padecido por años la marginación y olvido, por lo que la 64 legislatura seguirá trabajando a favor de ellos.

Informó que los resultados de tal proceso serán presentados durante la sesión de la diputación permanente en forma de iniciativa el próximo miércoles.

En otro tenor, el legislador reprochó que decenas de integrantes de los 84 ayuntamientos de hidalgo no atienden a la ciudadanía ni trabaje en nuevas legislaciones sino que sólo acuden a las presidencias en días de quincena para cobrar.

Dijo que para evitar que los cabildos se conviertan en “levantadedos” habrá que modificar la ley orgánica municipal, con el objetivo de que los regidores y síndicos estén obligados a rendir informes, así como transparentar las formas y conceptos de recursos que manejen.

Señaló también que, se harán enmiendas para que por lo menos las sesiones de los ayuntamientos sean obligatorias dos veces al mes.

Por Nasvid villar/Miguel A. Martínez

Compartir