*Otra de Raúl Camacho

Alberto Witvrun.-Nadie se sorprenda si en las siguientes semanas se le abre un nuevo frente al presidente municipal de Mineral de la Reforma Raúl Camacho Baños, que insiste en establecer reglas con criterios unilaterales que hacen crecer el malestar de diferentes sectores de la población que lo califican de “pequeño dictador” y consideran la necesidad de que la Auditoria Superior del Estado de Hidalgo (ASEH) lo audite para que no se repita la historia de su antecesor.

En el comercio establecido se pasa del malestar al enojo debido a que en los últimos años a prácticamente triplicado el costo de las licencias de funcionamiento, así quien al inicio de su administración paga por este trámite 3 mil pesos hoy, está pagando más de 7 mil 500 y quienes pagaban 700 pesos su licencia tiene un costo que alcanza los dos mil, pero lo más grave, es que esto no se refleja en mejores servicios.

La política recaudatoria establecida por el gobierno de Raúl Camacho Baños que afecta también al comercio establecido es la obligatoriedad de contar con un Manual de Protección Civil el que tiene que ser elaborado por peritos recomendados por el ayuntamiento que tiene un costo que los propietarios de un tendajón o una pequeña tienda de ropa, no pueden pagar.

Ante este escenario existen comerciantes que empiezan a organizarse para declararse en rebeldía y moratoria de pago de trámites y servicios municipales, porque acusan que la tarifa es incluso más baja en el municipio capitalino y si eso no fuera suficiente y sin una política en la materia se ha incrementado desproporcionadamente el impuesto predial, en suma ya lo consideran un pequeño señor feudal.

 

Y mientras el malestar por su mala administración crece, Raúl Camacho, se mantiene firme en su proyecto de convertir en candidata a presidenta municipal a su esposa, lo que cada día se ve más lejos porque al paso que va le está dejando el camino libre a un ex panista.

Compartir